“El juez hizo un razonamiento lógico entre la posición de la Fiscalía y de la defensa del imputado”

  • Resaltó el fiscal anticorrupción Christian Manuel Navarro Arévalo, respecto al veredicto del juez de investigación preparatoria, José Chumbe Silva.
  • Ayer en los pasillos del poder judicial se abordó al mencionado juez para una entrevista, pero no lo consideró oportuno.

Conocido el fallo del juez Chumbe Silva, de determinar 9 meses de prisión preventiva para Martín Arévalo, ayer en la mañana se solicitó una entrevista al fiscal que investiga el caso, Christian Manuel Navarro Arévalo, a fin que puntualice en algunos aspectos de su requerimiento fiscal.
“Respecto al requerimiento formulado por el 4to. despacho de la fiscalía especializada en delitos de corrupción de funcionarios del distrito fiscal de Loreto, éste se ha basado en elementos objetivos que fueron desarrollados durante toda la audiencia.
En el ministerio público no solo nos hemos preocupado por generar pruebas de cargo, sino también hemos considerado buscar o acopiar elementos de descargo que sirvan para poder establecer un razonamiento lógico antes de establecer el requerimiento fiscal como lo planteado.
Asimismo, consideramos que el punto más fuerte de nuestro requerimiento es el peligro en la obstaculización de la investigación. Ha sido sustentado con la propia declaración del co-imputado quien ha señalado que fue coaccionado para dar declaraciones falsas, como se ha dicho en audiencia. Él también ha señalado otras formas de poder corroborar y cuando hemos corroborado de otras maneras, hemos podido llegar a un grado de certeza para poder plantear este requerimiento.
Como ministerio público nos hemos preocupado por ser garantistas del derecho a la defensa y hemos utilizado elementos de convicción de cargos como de descargos y de esa manera hemos planteado un requerimiento que consideramos razonable y responsable.
En cuanto a la decisión judicial, como fiscalía anticorrupción nos encontramos conformes porque el señor juez (José Chumbe Silva) hizo un razonamiento lógico de las dos posiciones y no solo ello; sino que ha incluido doctrina jurisprudencial que fue establecida a solo un día de esta audiencia. Es decir, encontramos a un profesional que está actualizado en lo que el derecho viene postulando día a día.
Y no solo se ha basado en la casación de Moquegua 626-2013, sino en el Acuerdo Plenario que es el 01-2019 que se ha establecido para los requisitos de la prisión preventiva. Lo más fuerte que él (juez) ha fundamentado ha sido el peligro de la obstaculización a la investigación. Lo ha podido evidenciar a través de los elementos de convicción.
Dentro del marco jurídico, son los estándares que ya ha establecido la Corte Suprema para decir cuándo se debe y cuándo no se debe utilizar la prisión preventiva. Porque en sí, la prisión preventiva no forma parte del cumplimiento de una pena que es netamente instrumental, porque busca cautelar los fines del proceso. Por un lado, que la persona que está siendo investigada deba permanecer dentro del proceso hasta que finalmente nosotros lleguemos al grado de certeza y tomemos la decisión de una futura acusación.
En el punto de la transcripción que fue materia de debate en la audiencia, sí es válido o no, en el primer punto señala que los escritos de integración están permitidos para cualquier tipo de requerimientos que se plante ante un fiscal, ante un juez. Significa ampliar la idea que en un momento se ha dado.
El requerimiento fiscal en su desarrollo fáctico había señalados los audios –diálogos- que se había mantenido entre Martín Arévalo y Omar Godoy el 7 de setiembre. Se había desarrollado como un fundamento fáctico el requerimiento y no solo ello, también habíamos presentado una copia no solo para el juez, sino para las partes. Ellos tenían conocimiento del contenido de los audios.
Lo único que hemos hecho para un mejor entendimiento del magistrado y las partes, es poner en conocimiento la transcripción del audio. Y otro documento que ingresó con el escrito de integración, la carta que envió la clínica donde está internado Arévalo, que nosotros consideramos que es informativa y carece de valor probatorio respecto a su estado de salud.
En cuanto a su interrogante, que si la investigación causará impacto respecto a otros funcionarios o quizá una ampliación de imputaciones, definitivamente consideramos que estamos en vía de corroboración precisamente porque se han incorporado datos que la fiscalía necesita evaluar, corroborar. Y de la misma manera responsable como se ha hecho en el requerimiento y una vez corroborado, recién ahí pronunciarnos para que la gente y la sociedad esté más tranquila.
Quiero decir claramente que la fiscalía en ningún momento es instrumentalizada por nadie y que no hay ningún temor por parte de este funcionario del Estado que hoy día tiene una labor importante como es investigar; el poner en pleno conocimiento respecto a mis conversaciones (telefónicas), a que quieran saber con qué personas me relaciono porque he venido a cumplir un trabajo y ese trabajo es investigar.
La justicia debe alcanzar a todos, al más pequeño, al mediano y al más grande, como lo manda nuestra Constitución el que exista igualdad ante la Ley. La Constitución nos ha encomendado una labor importante como fiscales, que una vez que se conozca una noticia criminal no podemos taparnos los ojos y debemos ir a investigar el hecho. Sabemos que a las personas investigadas no les gusta esas decisiones, pero deben asumir que es nuestro trabajo y debemos hacerlo bien”, habló el fiscal anticorrupción Navarro Arévalo.

Comments are closed.