“El gobierno central prácticamente ya ha vendido los ríos de Loreto”

  • Carmen Núñez, gerente de Asociación de Armadores, dice que Hidrovía Amazónica atenta contra la economía y la ecología fluvial
  • Cobro de peaje será aplicada a toda embarcación que navegue dentro de la Concesión que comprende los ríos Amazonas, Marañón, Huallaga y Ucayali
  • Las concesiones por peaje como en las autopistas de Lima se han extendido a las vías fluviales que son los ríos amazónicos
  • El dragado de los ríos pone en riesgo a las zonas humedales más importantes de Loreto

Frente al avance del proyecto Hidrovía Amazónica del gobierno central, sin considerar cambios tras las observaciones presentadas luego de protestas públicas que unieron a los navieros y organizaciones indígenas de Loreto, se vendrían nuevas medidas de lucha en los próximos días.
Así informó Carmen Núñez, gerente de la Asociación de Armadores Navieros y Actividades Afines de Loreto- AARMN, señalando que “el gobierno central prácticamente ya ha vendido los ríos de Loreto. Hemos explicado en la Mesa Ejecutiva Fluvial que la Hidrovía Amazónica atenta contra la economía y la ecología, pero no hay respuesta favorable para nosotros los de Loreto”.
Es por ello que para tratar el punto de las Hidrovías Amazónicas y sus consecuencias en perjuicio del transporte fluvial y de la población mestiza e indígena de todo Loreto, indicó que están convocando a sus asociados a una asamblea general.
“El caso es serio y reiteramos la denuncia de la venta de nuestros ríos amazónicos para ser dragados, afectará a todas las cuencas hidrográficas directa o indirectamente. Así como afectará la economía el cobro de peajes”, acentuó Carmen Núñez.
Las concesiones por peaje como en las autopistas de Lima, se han extendido a las vías fluviales que son los ríos amazónicos. Se estipula que este cobro de peajes al transporte fluvial generará sobrecostos en las operaciones y la canasta familiar se incrementaría en un 30% y aumentaría la desnutrición y anemia en las comunidades rurales e indígenas, que son las más vulnerables.
Cabe señalar que en los documentos oficiales del Estado se muestra que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, MTC-ProInversión, contrató la Concesión “Hidrovía Amazónica: Ríos Marañón y Amazonas, tramo Saramiriza-Iquitos-Santa Rosa; río Huallaga, tramo Yurimaguas-Confluencia con el río Marañón; río Ucayali, tramo Pucallpa-confluencia con el río Marañón”.
En el Anexo 5 del Contrato en su literal “a” precisa que “la tarifa por Unidad de Arqueo Bruto (UAB) será de US$ 1.69 más el IGV”; es decir, todas las naves fluviales pagarán este peaje, pues según el literal “A” del mismo Anexo “Características de la Embarcación”, las motonaves fluviales, Empujadores y Artefactos Fluviales (construcciones navales sin propulsión) de tan solo 13.3 UAB están obligadas al citado pago.
Es decir una nave de 1000 UAB tendrá que pagar más de 1,690 dólares por cada viaje y una vuelta entera tendrá que pagar 3,380 dólares más los impuestos.

PELIGRO AMBIENTAL EN HUMEDALES
Ambientalmente el dragado de los ríos pone en serio riesgo a las zonas humedales más importantes de Loreto porque implica cambiar el curso del mismo, y por lo tanto de las islas o lagunas de alrededor. Esto afectará directamente a la Reserva Nacional Pacaya Samiria, que se encuentra en la confluencia de los ríos Huallaga, Marañón y Ucayali.
Es lo que sostuvo en su momento la Dra. en Antropología Social en la EHESS, París – Francia, Roxani Riva Ruiz, quien además manifestó que estos humedales tienen especial importancia internacional por poseer los mayores índices de biodiversidad de especies, hábitats y espacios acuáticos.
AMENAZA ANTROPOLÓGICA DEL DRAGADO
La Dra. Riva Ruiz, precisó que antropológicamente el dragado de los ríos amenaza el sustento de vida de muchos pueblos indígenas y de los ribereños mestizos. Afectará directamente al territorio tradicional de los kukama-kukamiria, y a los diferentes pueblos indígenas como del Marañón: Awajún, Shawis, Kandozis, Urarinas y kichwa. En el Ucayali, a los Asháninka, Shipibos-Conibo. En el Huallaga a los Chamicuro y Kukamiria. En el Alto Amazonas a los Yaguas, Ocainas, Kichwa, Uitoto, Bora y Tikunas.
En el transporte fluvial los pueblos indígenas y ribereños mestizos navegan constantemente los ríos en canoas (pequeñas embarcaciones a remo y peque-peques), para realizar sus actividades cotidianas de subsistencia, a lo que el paso de grandes embarcaciones sobre los ríos ocasionará accidentes fluviales de las canoas y botecitos.
Finalmente, Carmen Núñez, gerente de la Asociación de Armadores Navieros y Actividades Afines de Loreto, hizo un llamado al presidente de la República Martín Vizcarra, “para atender técnica y políticamente la Hidrovía Amazónica que desde ya no se enmarca dentro de lo que Loreto necesita para surgir, con esta concesión nos hundirán”.
(Diana López M.)

Comments are closed.