• Mencionó el consejero delegado Alan Rodríguez Fasanando, respecto a los 1,500 millones de soles de endeudamiento que pretende hacer el gobierno regional.

Mencionó en torno a las declaraciones del día de ayer del gerente general del Gorel Manuel Noriega, quien contó que vienen haciendo gestiones ante el MEF para que permita un endeudamiento de 1,500 millones de soles, con el aval de los 270 millones de soles del Fideicomiso.
“Se mantienen reuniones con la parte administrativa y la comisión de Fideicomiso a fin que hagan llegar las propuestas de endeudamiento y en base a eso uno de los requisitos que pide la entidad para poder desembolsar los fondos; es que se cuente con los expedientes a la mano.
Cuando se tiene toda la documentación pasa al consejo regional para analizar la propuesta. Cofide es una de las entidades que está dando una propuesta rápida, antes hemos tenido muchas falencias y demora para hacer los pagos en obras de infraestructura y desarrollo productivo en las provincias. Todo aún está en debate, en la primera reunión harán llegar la propuesta y expedientes a ver si se aprueba, no podemos aprobar de manera irresponsable.
Es óptimo si lo vemos desde el punto de vista del desarrollo y dinamismo económico que generaría ese monto, pero se tiene que aprobar de acuerdo a toda la normativa que piden. La parte legal y administrativa deben ir de la mano, por eso es que nos reunimos constantemente con la comisión del Fideicomiso” puntualizó Rodríguez.
Para hoy se había programado el primer informe de los Núcleos Ejecutores de la gestión pasada, pero no está en agenda ¿qué pasó?
-La comisión especial creada para la fiscalización de esos núcleos ya cuenta con informes preliminares de su primer viaje. La semana que viene partirá a la zona de Datem del Marañón, donde también ha habido esos proyectos, calculo que en setiembre estará todo completo para que luego se eleve a las entidades de control correspondientes.
Para los núcleos ejecutores se destinó un monto y gasto exorbitante, pero en la ejecución de obras no se ha encontrado ningún avance, estarán a lo mucho en un 20 a 30%.
Habría malversación de fondos, han jugado con la economía de los hermanos indígenas. Acá no vamos apañar a nadie, tanto de los que han trabajado esos proyectos en la gestión pasada o en la actual.

Artículo anteriorPortada
Artículo siguiente“Ya no creo en su palabra”