• Presidente de FAWABAM, Adolfo Torres Morales, respecto a agenda por el Lote 64.
  • “No es posible que Datem reciba apenas 2% y Alto Amazonas 5.5% sin ser zona petrolera”.
  • Por la agenda en relación a la explotación del Lote 64 realizarán una asamblea urgente.

Un reclamo con sustento. “La provincia del Datem del Marañón es una provincia petrolera, pero sin embargo cuánto por ciento recibe del canon petrolero, apenas el 2%, y si lo comparamos con la provincia de Alto Amazonas sin ser provincia petrolera, no saca ni una gota de petróleo y recibe 5.5%”, expresó el presidente de FAWABAM, Adolfo Torres Morales.
“Nosotros vamos a pelear este tema donde la municipalidad distrital del Morona y la municipalidad provincial del Datem del Marañón se acople a estos derechos y esto se va enfocar desde la redistribución del canon petrolero, fuera de los barriles fiscalizados que tienen que ir directamente a las comunidades de la zona del Morona”, declaró.
Respecto a agenda en relación a la explotación en el Lote 64, informó que realizarán una asamblea de emergencia los pueblos de la cuenca del río Morona. “Elaboraremos una agenda de lucha las 16 federaciones que se están consolidando para tratar los temas de interés colectivo el próximo 29 de abril”.
En la cuenca del Morona están los pueblos Wampis, Achuar, Chapra, Awajun, Shawi y entre Kukamas y mestizos, con 68 comunidades que suman un aproximado de 7 mil pobladores, cuyas necesidades son sentidas y presentarán su agenda tras la exploración del Lote 64. “Si no se dialoga y aprueba, no hay petróleo, así de simple. Nosotros queremos una matriz de trabajo que primero se va a debatir con las federaciones de la cuenca del Morona”, señaló Torres Morales.
“Para nosotros es muy importante contar con personas que conozcan ampliamente el tema, para poder llegar a un fin colectivo de defender los derechos y que se realicen de acuerdo al artículo 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo)”.
Agregó: “Queremos defender el territorio frente a la actividad petrolera y los beneficios. Una de las exigencias al Estado será el cambio del Oleoducto que ya tiene más de 40 años. Esto será el primer punto de la agenda por el derrame de petróleo que ya hubo uno en el Morona y no quisiéramos que suceda la misma cosa que en las otras cuencas”.
También en la agenda “debe estar el Plan Post Petróleo, para tener claro las cosas, nunca se han puesto a analizar qué tipo de desarrollo se va a dar con responsabilidad a futuro y tecnología para esas zonas de los pueblos indígenas”. (Diana López M.)