La pastelería solía ser una tarea que sólo los pasteleros, o chefs realizaban debido a la complejidad que a veces implicaba para los simples mortales realizar preparaciones de tortas, cupcakes o postres.

Sin embargo, hoy en día, muchos pasteleros han encontrado una manera de difundir sus trabajos de manera diferente. Y de esta forma, la pastelería ha obtenido más popularidad. Esta generó que mucha gente se viera interesada en aprender a hacer preparaciones al nivel de los pasteleros que las enseñan y, hasta ha generado que muchas personas comenzaran nuevos emprendimientos.

Si bien se considera a la pastelería como una de las áreas más complejas de la cocina, se entiende y se promueve, que con práctica y paciencia es muy probable aprender a hacer muchas preparaciones y decoraciones que nadie jamás hubiese imaginado.

Por tanto, se cree que con un curso de repostería aquellos que están interesados en incursionar en este nuevo tipo de arte, como es considerada la pastelería hoy en día, podrán deslumbrar a sus amigos y familiares con sus preparaciones, y porque no empezar un nuevo emprendimiento. Además, existe la posibilidad de tomar un curso online de repostería, esto es, en cualquier parte del mundo que te encuentres, podrás acceder a este nuevo mundo.

Para esto, me voy a dedicar a introducir de alguna manera, algunos de los requisitos o claves, o tips o pasos, para preparar una torta y decorarla de la forma más moderna o, tal vez, más aclamada en estos días.

Primeros pasos

Los primeros pasos implican una organización que luego va a permitirles trabajar de una manera más ordenada y más práctica. Entonces, para este paso, vamos a necesitar, bowls, mangas, picos de decoración, espátulas, una de metal y una de plástico blanca (esa es la más conocida).

Cabe destacar, que si no tienes alguno de estos utensilios, podrás utilizar uno para lo mismo, pero los detalles son muy importantes y cada utensilio tiene una función. Por ejemplo, el plato giratorio sobre el cual se posan las tortas, es muy útil porque simplifica el trabajo del pastelero, girar la torta para ir decorándola provoca que la distribución de las cremas que cubren la torta sea pareja, y que no haya más crema de un lado que de otro.

En resumen, plato giratorio, mangas y espátulas serían los más imprescindibles para comenzar y, a su vez, son los que harían de su aprendizaje algo más llevadero.

Una vez que tenemos los utensilios, es necesario que nuestros pasteles sean del mismo tamaño. ¿Por qué decimos esto?. Bueno, la torta más pedida hoy en día y que llama más la atención de niños y adultos es la torta de altura y forrada. Ese es el nombre que lleva la moderna torta que solemos ver en muchos cumpleaños y eventos. Generalmente está comprendida por 3 bizcochuelos de la misma altura y diámetro, los cuales se posan uno sobre otro, pero con el detalle de un relleno en el medio de cada uno.

El relleno puede ser el mismo que utilizamos para decorar o no. Se recomienda, para que estas tortas sean iguales, tener los mismos moldes, o usar el mismo para todas, y es clave pesarlos antes de hornearlos. Además, respecto del relleno, si bien a todos nos gusta lo que llevan adentro las tortas, es muy importante no pasarse de la cantidad de relleno que ponemos entre una torta y otra, ya que mucho relleno puede ocasionar un derrumbe o que la torta se vaya para un lado. Algunos pasteleros, envuelven los bizcochuelos en papel film y los ponen a enfriar en el freezer para que luego al momento de decorar estos no se muevan.

La crema que generalmente se elige a la hora de rellenar es más bien conocida como buttercream. Además de deliciosa, esta crema, es muy fácil. Los ingredientes son: 400g de manteca y 400g de azúcar impalpable, además se le agrega esencia de vainilla, o extracto de vainilla para dar sabor y colorante alimenticio para que tengan el color que tu quieras combinar.

Una vez que tenemos las tortas y la crema para cubrir la torta, podemos pensar en un baño de chocolate para poner por sobre la torta y, así, lograr el efecto drip, de las famosas dripcakes. Hay una diferencia importante entre el chocolate, que es a base de manteca de cacao y el chocolate cobertura, que es a base de grasas vegetales. En Europa estos conceptos son al revés. El cobertura, podemos utilizarlo para hacer lo que sería el efecto drip, y el otro podríamos utilizar para realizar moldes o formas divertidas y luego también incorporarlas al top de la torta y que esta sea aún más alta.

La decoración

Para la decoración se va a utilizar primero el plato giratorio. Sobre este se pondrá una placa antideslizante para que la torta no se mueva mientras se va girando el plato para ir decorando la torta. También, sino tienen plaquita antideslizante, se puede poner un poco de crema para que funcione a modo de pegamento. Se coloca el primer bizcochuelo, idealmente freezado, y luego, procedemos a rellenar la manga preferentemente con un pico de boquilla plana.

Es muy importante tener una manga grande, ya que estas tortas conllevan mucho relleno, y para rellenarla debemos darla vuelta y tomarla con nuestra mano, el revés de la manga debe llegar hasta nuestra muñeca, y con el dedo gordo descargamos lo que resta de la espátula. De esta manera, evitamos que los bordes de la manga se ensucien, y por tanto, que nos ensuciemos nosotros.

Una vez que la manga está llena, comenzamos a rellenar la torta, con la manga y girando el plato. Una vez que cubrimos el diámetro de la torta, tomamos la espátula y emparejamos. Y, así, continuamos hasta el último bizcochuelo. Las espátulas sirven para emparejar y a su vez, para alizar la crema y, así, lograr la prolijidad y la precisión que estos pasteles implican, ya que la estética es muy importante en este arte que es la pastelería.

Luego de terminar de rellenar esta torta de altura, pasamos a forrar el exterior de esta. Con la manga nuevamente y el plato giratorio envolvemos la torta con la buttercream, el efecto de la manga va a ser desprolijo y como mencionamos anteriormente, utilizaremos la espátula blanca para emparejar los efectos que la manga nos deja. Esta espátula es de plástico, blanca y totalmente plana, y tiene abajo un ángulo de 90º que se apoya sobre el plato giratorio y al cual iremos moviendo para que la torta nos quede parejita.

Giramos el plato, y a medida que vamos girando, vamos a notar que la espátula empieza a recaudar el excedente de crema, en ese momento frenamos, descargamos ese excedente y continuamos, hasta el próximo descargue. Una vez finalizado el exterior de la torta, nos enfocamos en la parte de arriba, cubrimos con la manga y emparejamos con la espátula.

Nuestro objetivo es que quede parejo y liso. Cuando la torta está completamente cubierta, la llevamos a enfriar, porque el siguiente paso es la cobertura con chocolate y no queremos que la crema se nos derrita. 15 minutos de congelamiento son suficientes para que la torta quede bien firme. Por arriba entonces le pondremos un brillo o espejo de chocolate, este debe estar tibio, a este podemos colocarlo en una manga pastelera, sin pico, porque así es mucho más fácil hacer el efecto drip. Al momento de colocar el baño de chocolate vamos a ir presionando un poco más o un poco menos, así el efecto se nota más a medida que cae el chocolate. Una vez que colocamos el chocolate podemos observar que la parte de arriba de la torta cubierta con baño de chocolate parece un espejo, de ahí el nombre brillo o espejo.

Bueno, estos son algunas claves y un breve resumen de lo que hacer y decorar una torta implica. Animarse a comenzar de cero es muy difícil, pero el arte de la repostería es muy gratificante y delicioso. No sólo estaremos aprendiendo a preparar tortas y postres, sino que también tendrán en placer de probarlos y disfrutar sus propios esfuerzos y sabores creativos.

Artículo anterior“Debemos demostrar a la ciudadanía que hay una verdadera vocación, que hay una trasformación en el Poder Judicial”
Artículo siguienteJUZGADO UNIPERSONAL