“Fecha singular en el mundo occidental caracterizada por el derroche del gasto y el singular negocio de celebrar una fiesta, al que los religiosos lo llaman pagana, por sus múltiples características y formas de representación humana transformada en espectros con el propósito de expulsar, de pronto, el demonio que se encuentra escondido en nosotros, en nuestras almas.
El hombre se convierte, en este instante y en ese momento, en lobo del hombre. En economías con alta informalidad y corrupción, y la predominancia de actividades ilícitas y delictivas, como es la minería ilegal, sembrío y comercialización de hoja de coca, deforestación; el dinero circulante en efectivo se mueve con mayor velocidad que el dinero plástico”.
Es lo que nos señala en su última publicación virtual en Prospectiva Amazónica, Roger Grandez Rios, y nos brinda importante información de estadísticas. “El reporte de DEVIDA (octubre 2021) respecto a la superficie cultivada de arbustos de hoja de coca a nivel nacional creció en 11.3 por ciento en 2020 respecto al año anterior.
Y en el departamento de Loreto, específicamente en bajo amazonas, que comprende la provincia de Mariscal Ramón Castilla, el cultivo (re sembrío) de este ilícito negocio dominado por mafias colombianas, alcanzó un crecimiento de 68 por ciento (paso de 2,531 ha en 2019 a 4,247 ha en 2020) con un valor de producción de S/30 millones (el precio por kg de hoja en el bajo amazonas es de S/6.96), dinero ilícito que moviliza a los ya famosos raqueteros con jornal de pago de hasta S/60/día con una pérdida de salario de 40 por ciento respecto al salario de antes de la pandemia, como respuesta a la disminución del precio de hoja de coca en el mercado negro.
En una reciente publicación de la Contraloría General de la República (CGR) en su documento de política en control gubernamental denominado “Incidencia de la corrupción y la inconducta funcional en el Perú 2020” resuelve, con la aplicación de la metodología de extrapolación, que en el departamento de Loreto, el Gobierno Regional de Loreto (GORE Loreto) y los gobiernos locales, causaron un perjuicio económico (así se les llama al robo en la administración pública) de S/301 millones en el periodo fiscal 2020; de los cuales S/217 millones (72% del total) fue ocasionado por el GORE Loreto al ejecutar obras e inversiones.
Es decir, la corrupción en Loreto va aumentar en, por lo menos, 50 por ciento más que en el año anterior; y este dinero ya está circulando en la economía local, a través de adquisición y construcción de inmuebles, artículos de alta gama, apertura de locales comerciales donde la rentabilidad es relativamente baja (inversiones marginales), préstamos y gastos suntuarios de familias que no es propio de sus gastos ordinarios; es quizá la lista de mayor incidencia de dinero ilegal (y lavado de activos) que se esconde en sus transacciones.
Si sumamos el valor del movimiento de dinero informal que es producida por actividades licitas y delictivas, así como el valor de la corrupción; el dinero circulante que se moviliza en Loreto, y en particular en Iquitos metropolitano, llegaría a los S/750 millones anuales; sin considerar el comercio en trueque y los generados por los adelantadores y rematistas. Bienvenido Halloween, una vez más”.

Artículo anteriorREMATES
Artículo siguientePelícula loretana es seleccionada para Concurso de Cine Peruano