Dirigentes señalan que están siendo reprimidos por el Estado y empresas petroleras

  • Policía y fiscalía estarían persiguiendo a los asesores, líderes, de los pueblos indígenas.

Quienes son los que precisamente defienden el derecho a la vida de los pueblos amazónicos. Fue lo expresado en pocas líneas por el dirigente James Pérez, quien habla de la empresa Petrotal 95-ubicada en la provincia de Requena-Puinahua.
“El Estado ha puesto en marcha una serie de denuncias fiscales con lo que pretenden deslegitimizarnos y desvirtuar la lucha emprendida por las comunidades originarias en defensa de nuestros derechos, de acuerdo a nuestras costumbres las cuales están amparadas en el marco normativo vigente y los instrumentos internacionales como el Convenio 169 de la OIT.
Hacemos un llamado al jefe responsable del ministerio público en Requena, para que transfiera la denuncia correspondiente a los Apus de las comunidades del distrito de Puinahua, a la fiscalía de la ciudad de Iquitos. No hay garantía con esa fiscalía ya que serían cómplices de la empresa Petrotal” dice James Pérez Pacaya.
Agregó que el gobierno traicionaba sus acuerdos, ya que hace poco habían llegado a un acuerdo de NO a la criminalización y persecución de los dirigentes indígenas del circuito petrolero y cuencas amazónicas.
“Y ahora la fiscalía está notificando a 11 líderes de manera simultánea en las cuencas que vienen luchando, eso no es casual. Nos investigan pese a que no hemos hecho actos vandálicos. Más bien hubo un herido de bala en la comunidad de Bretaña, eso nadie investiga.
El mismo Estado nos denuncia en complicidad con las empresas, nos quieren intimidar, callar, pero seguiremos defendiendo nuestros derechos. En Requena la empresa Petrotal hace lo que quiere con los trabajadores y nadie la investiga, ahí debería estar la fiscalía de prevención del delito” concluyó James.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email