Después del voto, qué?

Luego que asistimos a emitir nuestro voto para que sean elegidos los cuatro congresistas por Loreto, en nuestro caso, nos queda la sensación del deber cumplido con nuestra patria y con el sistema democrático establecido.
Desde que tenemos uso de razón son varias veces que hemos asistido a este acto casi solemne de elegir a nuestras autoridades, a quienes les encargamos sea la administración de nuestro distrito, provincia, y país al elegir al presidente y congresistas.
En esta oportunidad se trata que hemos emitido nuestro voto para elegir a las autoridades que tienen como principal función crear leyes y fiscalizar, luego de una experiencia desastrosa con los anteriores parlamentarios.
La esperanza es que esta etapa sea diferente en el sentido que los proyectos de ley sean canalizados, pero sobre todo sean fiscalizados, que sean monitoreados para que se cumplan, porque estamos saturados de leyes que no se cumplen.
Es que estas leyes aprobadas no terminan cuando se aprueban y publican en el diario oficial El Peruano, porque lo que prosigue es el proceso de elaboración de los reglamentos y es ahí donde las leyes se estancan y hasta se distorsionan con el paso de los años.
Si el reglamento no sale, no se elabora, no se pone en marcha, la ley aprobada es “letra muerta”, y de eso tenemos bastante como las tantas leyes que se dieron a favor de la Amazonía cuando solo nos ilusionaron, nos engañaron.
Es que no se reglamentaron por lo que no se pudieron aplicar y en los últimos años han sido modificadas, al punto que de beneficio tienen muy poco, y lo que queda tampoco se aplica en su integridad.
Los anteriores congresistas por Loreto conocían de esto, lo sabían perfectamente, pero siempre se pusieron en una postura cómoda de coquetear con el centralismo, con los gobiernos nacionales de turno y se olvidaron que fueron elegidos para defendernos haciendo que se cumplan las leyes.
Si bien este periodo congresal con nuevos parlamentarios es corto, los cuatro congresistas por Loreto que salgan elegidos si quieren ser recordados por su eficiencia en la historia de Loreto deben trabajar a conciencia, aunque se debe establecer mecanismos de control ciudadano a la labor de los congresistas y no permitir que nos sigan engañando. Necesitamos poder ciudadano efectivo.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email