El estado de salud de algunos de los damnificados que han sido instalados en los distintos albergues de la ciudad se viene  resquebrajando.

En el colegio generalizo don José San Martín donde se albergan doscientos treinta y seis familias, una joven que presentaba síntomas de dengue tuvo que ser evacuada de emergencia hasta el hospital Felipe Arriola iglesias, por personal médico que llego hasta el lugar.

 

En otra carpa, un niño presentaba escalofríos y fiebre, a unos metros más allá un joven sufría de vómitos y diarrea y sus familiares exigían la presencia de las brigadas de salud como de los fumigadores debido a la gran cantidad de zancudos que hay en todo ese lugar.

 

“Queremos que una enfermera ó un medico permanezca en este lugar para atender a los enfermos, desde hace algunos días los casos de personas con fiebre se están incrementando, y en horas de la madrugada no hay quien los atiendan por eso pedimos personal médico en este albergue”, indico una damnificada.

 

Por su parte el director del hospital regional Martin Casapia, dijo que los enfermos puede ser llevado hasta el hospital que se ubica a menos de tres cuadras del colegio, y si es caso de emergencia de inmediato comunicar el hecho para que se enviado la ambulancia para evacuar al enfermo. (G.Ross)