Dale que sí se puede CNI

– Hay que levantarse de la caída, así será más placentero disfrutar las victorias

“No hay cambios porque esto es un proceso”. Eso es lo que se escuchó decir en la interna del CNI luego de analizar fríamente el resultado adverso del último viernes ante Universitario de Deportes.

¿Qué es proceso?, según el diccionario Océano Uno Color, significa Progreso, acción de ir adelante. Transcurso del tiempo.

¿Cuánto dura un proceso? Eso no está en el diccionario, pero sí en la mente de los encargados del CNI. Siete, ocho, nueve, diez fechas, toda la primera rueda, toda el torneo ¿cuánto dura?

Antes de actuar hay que analizar bien las cosas, porque acá no se trata de sacar jugadores porque no hay más en el mercado peruano, y ni qué decir del entrenador, que fue quien trajo a los futbolistas que ahora defienden la casaquilla alba. Acá no es momento de sacar a nadie.

Seguimos considerando que es muy prematuro pedir “la cabeza” de “chalaca” y de algunos jugadores. Hay que darles un poco más tiempo, porque CNI demostró que, al margen del resultado adverso, está progresando. O van a decir que la zona defensiva no estuvo bien parada hasta antes del gol de Galván en el minuto 36’ del primer tiempo. El segundo tanto ya llegó por buscar ir hacia adelante en pos del empate.

En lo que sí se debe mejorar es en la concentración y el orden. Ejecutar todo lo que se trabaja en los entrenamientos diarios. Si atrás estás bien, brindas confianza a la zona ofensiva de realizar un buen trabajo en busca del gol.

Consideramos que este proceso debe seguir. A veces el espaldarazo es un buen remedio para levantarse anímicamente, porque a decir verdad, hemos notado la molestia e incertidumbre de los jugadores que no entienden qué es lo que está pasando.

Muchos nos preguntan hasta cuándo vamos a esperar tener buenos resultados de manera seguida, están pasando los partidos y no se ve mejoría. Nosotros sólo respondemos que así como uno se cae, se puede volver a levantar, porque, repito, ganas por hacer bien las cosas hay.

Si se viera un equipo desganado como el del año pasado (cuando lo dirigió Cubilla) y se juegue mal, ahí sería distinta la cosa. Que se vayan todos. Pero eso no está sucediendo actualmente, ¿o nos equivocamos?

Lo que viene ahora es seguir trabajando con lo que se tiene. Hay que levantarse, pero eso sí, sin pensar que esto recién comienza porque las fechas están pasando y ahora estamos últimos en la tabla. Tampoco olvidemos que acá lo que manda son los números y los resultados.

Dale que sí se puede.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email