• Que al parecer aceptan con tal de tener un poco de relleno en su zona inundable.


No es la primera vez que se muestran imágenes deplorables e indignantes, mucho más al conocer la responsabilidad de quién permite ese abuso.
Hace unos dos años también se denunció la cantidad de residuos sólidos que eran arrojados desde vehículos de la municipalidad de Punchana. El A.H. Pilar Nores y la prolongación Soledad, los reciben con el fin de rellenar la base de sus humildes casas.
Parece que la necesidad les baja la dignidad y la autoestima, de lo contrario no permitiría que ni una pequeña bolsa de basura sea arrojada cerca a sus viviendas, donde de seguro hay personas vulnerables.
Pese a las innumerables denuncias periodísticas, dicho abuso municipal no ha cesado y en parte, quizá, porque los vecinos permiten que arrojen esa basura. Defensoría del pueblo o fiscalía de prevención del delito tienen la última palabra.

Artículo anteriorClub de Leones de Iquitos, inicia periodo leonístico 2021-2022 juramentando nueva directiva
Artículo siguientePortada