¿Cuánto más sumará?

La escalofriante cifra dada por la Oficina Regional de Loreto de la Contraloría General de la República (CGR) respecto a más de 26 millones de soles que han detectado en perjuicio de nuestra región Loreto, no hace más que causarnos indignación.
Corrobora lo fácil que resulta robarle al Estado que al parecer el sistema de control del Ministerio de Economía y Finanzas necesita una reingeniería, a fin que los recursos económicos de todos los peruanos no siga yendo a parar a manos de ciudadanos profesionales que han equivocado su camino y han preferido delinquir.
En su informe la Contraloría señala que solamente es el reporte de control de solo 9 entidades del Estado y que continúan trabajando para detectar cuántos miles de soles se sabrá fueron sustraídos ilícitamente de proyectos y programas en beneficio de la población loretana.
Los casos de robo al Estado están como las violaciones sexuales, a pesar de conocer que son delitos graves siguen sucediendo, quizás haya una diferencia, y es que las agresiones sexuales se están sancionando más rápidamente, aunque la recuperación psicológica y física de las víctimas todavía es débil.
En el caso de los delitos graves como peculado (robo) en contra de los fondos estatales, los procesos de investigación y juzgamiento tienden a alargarse en la medida que los implicados “lo deseen” con argucias que la misma ley permite, a pesar de las pruebas contundentes como en el caso de la UGEL Datem del Marañón, donde los abogados de los denunciados ya han logrado alargarlo hasta octubre.
En estos temas de delitos penales y administrativos, de lo que casi nos estamos olvidando es de la celeridad para que lo robado a una entidad regrese lo más pronto posible, porque son recursos económicos que fueron planificados para un objetivo y al no devolverse se perjudica aún más la institución, en este caso los profesores y administrativos porque el pago de sus remuneraciones está en riesgo de no efectuarse a fin de año, por lo que las actuales autoridades vienen haciendo las gestiones del caso.
¿Qué tal raza, no? Encima que roban tenemos que esperar cuándo les dé la regalada gana para devolver. Eso no es justicia. Todo el dinero de los casos de corrupción debe retornar lo más pronto, no esperar que terminen los procesos judiciales. Debe darse en paralelo y con celeridad.

Comments are closed.