Cruzada en común con el Papa Francisco para Salvar la Amazonía

Prof. José Manuyama.

 

Según la ONU, estamos a menos de 12 años de conteo regresivo para evitar una catástrofe ambiental planetaria. En este contexto, la conservación de la Amazonía continental ocupa un lugar indispensable para lograr este propósito. Sin embargo, esta geografía tropical también está amenazada de muerte, tanto como que un estudio difundido señala que no debe pasar el umbral de 20 % de deforestación para que no colapse estando ya en 17. No queda otra que entrar a tallar con más fuerza desde la sociedad civil loretana al desafío de combatir los factores que provocan este deterioro y salvar la vida en general y el futuro de la especie humana.
En la Amazonía loretana tenemos la presencia de dos de los principales factores que origina el cambio climático: la explotación petrolera (lote 192 y 8x) y la deforestación por la tala ilegal, la coca, la industria de palma aceitera y cacao, y megaproyectos de carreteras. En la selva tenemos además otros problemas más locales pero no menos graves como la minería aluvial, los desechos sólidos en los ríos, la contaminación del aire en las ciudades principalmente en Iquitos.
Mientras que la necesidad que plantea la coyuntura climática exige disminuir o sustituir el combustible de petróleo y carbón, en Loreto se empieza a abrir la explotación en otra zona, el lote 95, nada menos que en la zona de influencia de la Reserva Nacional Pacaya Samiria, además de existir otros proyectos en cartera de Perupetro para seguir contaminando. Todo lo contario a empezar a cerrar los pozos petroleros en el Perú y en el mundo.
De la misma forma, el Grupo Romero continúa su expansión de sembríos de palma en Yurimaguas, con terribles consecuencias ambientales, sociales y económicas para la población local. Por otro lado, la empresa Cacao del Perú Norte, que ahora se llama Tamshi, deforestó ilegalmente alrededor de 3 mil ha en Tamshiyacu y constituye una gran amenaza para la expansión de la deforestación en la provincia de Maynas. Además existe para el mismo fin las peticiones de miles de hectáreas de bosque en la Dirección Regional de Agricultura de Loreto que de ser aceptadas sería la mejor opción para seguir en ese camino que nos llevaría en forma acelerada al aumento de la temperatura en el mundo, precisamente aquello que debemos evitar.
En este contexto, a parte de nosotros que somos miles en el mundo que ya estamos movilizados e intentamos despertar a la gente, el Papa Francisco convocó para octubre de este año a una reunión de obispos en Roma para acoger el clamor de la Panamazonía. El Papa quiere sumar desde la fe a los fieles católicos a defender la creación salvando la Amazonía. Hoy nadie sobra. Y ¿tú? ¿Quieres ser parte de esta lucha? Por cero deforestación, y cero pozos petroleros.

Comments are closed.