El Consejo Universitario de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana, ha tomado la iniciativa para exigir al gobierno del Presidente Ollanta Humala, resolver a la brevedad posible las demandas de la primera casa de estudios superiores de la Amazonía Peruana.
Es muy difícil, sino imposible, que la UNAP siga funcionando al cien por ciento, dada la crisis económica por la que está atravesando, al verse disminuidos al cincuenta por ciento sus ingresos para cumplir con lo que demanda una universidad que se respete. Si esta crisis continua, no va a poder solventar los gastos que ocasiona su funcionamiento en lo académico, administrativo, investigación y otros servicios.
Por demás alarmante la situación, porque si no logra superar este impasse, las consecuencias se darán en una baja del nivel educativo, que nunca antes había sufrido, porque siempre, desde su creación, su destacado nivel como Alma Mater de la juventud loretana, ha sido reconocido. De sus aulas han egresado profesionales que han dado prestigio  a nuestra tierra.
aEs urgente e ineludible que el gobierno central compense económicamente con fondos del Tesoro Público a la UNAP, dada la reducción del presupuesto del canon petrolero. Loreto tiene que estar atento al llamado de su universidad, a sus propuestas y planteamientos. Y, que sea el Estado el que le alcance 12 millones de soles anuales que necesita, pero ahora, más una compensación por el pago de la deuda del alcantarillado que asciende a 21 millones de soles con proyectos de inversión e investigación a su favor y, por supuesto, la suspensión del descuento por el fideicomiso del alcantarillado.
El pueblo de Loreto, estamos convencidos, en estos momentos de crisis, está con la UNAP, pero más lo debería estar el Estado.