“Las nuevas tendencias han roto los viejos estereotipos de la criminología en el mundo y necesitamos actualizarnos con estas tendencias y nuevos aportes”, así se expresó el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Félix Chero Medina.
Comentó la necesidad de que se retomen espacios académicos para poder transmitir contenidos y llegar a conclusiones que nos permitan plantear políticas criminales que ayuden a identificar cómo prevenir el índice delictivo e incorporar estándares de tratamiento.
Esto ha dicho en el marco del III Congreso Nacional de Criminología, espacio de discusión científica en el que se evaluará la realidad criminológica nacional pospandemia, así como soluciones integrales, posibles y viables que vienen dando resultados en otros países.
La verdad que no se necesita ser criminólogo para darnos cuenta cómo algunos delitos han variado y potenciado sus formas y procedimientos, luego de la pandemia, lo que implica un reto para quienes procuran programas, proyectos, servicios, acciones y alternativas que contrarresten su alcance, ya sea mediante la prevención, la persecución, la sanción y la resocialización.
Pero, esto necesita de aliados decididos a colaborar como las entidades bancarias desde donde al parecer inicia la marcación a quienes retiran fuertes sumas de dinero, pero su conoce que está prohibido que proporcionen los contenidos de las cámaras de seguridad.
De igual forma, que haya una mayor agilización de las imágenes que externamente graban las empresas y financieras, para seguir la ruta de los sospechosos o alertar a quienes se disponen a retirarse con miles y miles de soles. Es una tarea donde todos debemos estar alerta para avisar en caso se presenten situaciones consideradas de riesgo. A lo que se deben unir las personas que retiran sumas altas y buscar protección.
Para ubicar a sus víctimas los criminales que asaltan a mano armada se deben valer también de la ciberdelincuencia, puesto que se han modernizado y hasta personas que jamás imaginaríamos que están en estas bandas, se descubren. De igual forma se tiene en cuenta a la ciberviolencia y los delitos ambientales en el referido evento. Si de estas conversaciones y análisis no salen tareas para reforzar la lucha contra el crimen, seguirá siendo una amenaza diaria frente a una población indefensa.

Artículo anteriorJUZGADO PAZ LETRADO
Artículo siguienteSan Juan Bautista implementa nuevo kit de lavado de manos en entrada de municipalidad