CRECIMIENTO DE LA POBREZA: IMPACTO EN LA SITUACIÓN DE LA MADRE, MUJER Y LA INFANCIA

En el programa Diálogo Abierto de Salgalu TV, representantes del gobierno y expertos analizaron el impacto de la pobreza y el desempleo especialmente en mujeres y madres. Según datos oficiales del INEI, 6,7 millones de peruanos perdieron sus trabajos desde que se inició la cuarentena, lo que equivale a un 39.6 %. De ese total, los hombres con empleo disminuyeron en 34.9 %, que equivale a más de 3 millones, mientras que las mujeres en 45.3 %, lo que equivale a cerca de 3 millones y medio. Como consecuencia, la crisis golpeará más a mujeres, especialmente madres que tienen a cargo el cuidado de sus niños.

Para analizar esta problemática, César Calmet, director general de políticas y estrategias del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS)  reconoció los errores del gobierno para hacer frente a esta problemática.Por su parte,  Eliana Revollar, adjunta para los derechos de la mujer de la Defensoría del Pueblo, incidió en que todas las políticas sociales deben tener un enfoque de género que beneficie a las madres y mujeres trabajadoras. Finalmente, para el especialista Carlos Anderson, economista y presidente del Instituto del Futuro, son momentos extraordinarios que requieren acciones decisivas, y eso implica haber cambiado las prioridades del presupuesto 2020-2021 que considera, un presupuesto como si realmente las cosas no hubieran cambiado mucho.

César Calmet afirmó que “la pandemia ha transparentado algunas errores y falencias que teníamos como Estado y que hemos tratado de ir dando respuesta pronta, lo más positiva posible con los recursos que poseíamos al inicio de la pandemia. Sin duda se ha incrementado el número de mujeres desempleadas, sobre todo madres, y el Estado tiene muy claro que esto es un tema multisectorial que abarca a toda la población. En relación a la primera infancia ha habido un problema con la oferta de los servicios de salud, somos conscientes que los niños no han estado recibiendo los controles de crecimiento y los suplementos de hierro que son básicos para el desarrollo de la persona. Por eso, lo que hemos hecho es brindar ya esto servicios a través de programas como Cuna Más y el programa Juntos. Se viene realizando un trabajo articulado entre los tres niveles del Estado en la costa, la sierra y la selva como iniciativas del Estado pero a las cuales se suman los diferentes actores que viven en el territorio ya sea los gobiernos locales, las ONGs y la misma ciudadanía. Para salir de esta situación no podemos seguir en el status quo como hemos venido operando, esto va requerir un esfuerzo adicional y eso tendrá que ver con una repriorización del presupuesto público; éste tiene que reflejar un cambio que refleje acciones por el lado de la salud, el sector económico, por el lado de la educación, donde podamos efectivamente hacer un concentración de líneas de acción, en aquellas áreas de trabajo que son necesarias para dar un salto mayor por la fuerte caída que hemos tenido en estos meses”.

Eliana Revollar, señaló “que el problema de las brechas de género se ha evidenciado y agudizado mucho más durante la pandemia. Naturalmente la crisis económica ha causado una mayor afectación en las mujeres que son cabeza de familia, en hogares monoparentales que en el Perú son 2 millones y medio. Hay una situación muy grave que no solo tiene que ver con haber perdido el trabajo sino que también tiene que ver tener que cumplir con las labores de cuidado, las labores de trabajo doméstico no remunerado, y no tener las herramientas de educación necesarias para su reinserción laboral. En ese sentido la Defensoría del Pueblo plantea políticas públicas que sean muy agresivas para que se pueda resolver la situación de las mujeres, porque si no vamos a estar frente a un problema de la feminización de la pobreza, que ellas no puedan seguir adelante a pesar que ya teníamos bastante retraso respecto a los varones. Todas las políticas sociales deben tener un enfoque de género.  El sostenimiento de la vida es el tema fundamental sin embargo hay una afectación diferenciada a las mujeres que por esas labores de cuidado a sus niños tienen que hacer lo que no deben, exponiendo a los hijos, como yendo a trabajar o vender con ellos. No podemos seguir esperando que el tiempo nos gane, es el momento en que se tienen que dar las políticas que se necesitan, por ejemplo si una mujer tuviera dónde dejar a su hijo podría ir a realizar su trabajo sin exponer a sus hijos, podría tener medidas que incentiven su capacitación, su preparación para reinserción con enfoque de género, podría educarse, podría tener muchas posibilidades, pero si no las vamos a ver diferenciadamente esto no va suceder. Si no vemos el enfoque de género como una prioridad para solucionar la crisis sanitaria y económica en la que estamos sumidos va haber un retroceso no sólo para las mujeres sino para la sociedad”.

Finalmente Carlos Anderson, afirmó queel país atraviesauna situación complicada, no sólo en materia de mujeres empleadas que ahora son desempleadas y tienen la imposibilidad de emplearse porque ahora tienen una carga adicional que es acompañar a sus hijos en todo el tema de la tele educación porque desafortunadamente seguimos viviendo en una sociedad extremadamente machista. Por ello tenemos ante nosotros situaciones que pueden volver a perpetuar y que empezaban a superarse con la incorporación de la mujer al campo laboral. El Estado debe establecer políticas que reconozcan el trabajo que hacen las amas de casa en el hogar, lo más importante es focalizar esa ayuda no solo con bonos. Debemos asegurar, por los menos dos años, un ingreso a las madres que están actuando ahora como profesoras de sus propios hijos. Son momentos extraordinarios y requieren acciones decisivas, eso implica por ejemplo haber cambiado las prioridades que se tienen en el presupuesto sin embargo el presupuesto 2020-2021 es un presupuesto inercial, como si realmente las cosas no hubieran cambiado mucho, en un momento dramático en que la pobreza extrema se duplica y es lo que me desespera, ese sentido de no urgencia, se sigue dando recursos a las municipalidades que en algunos casos se sabe que no van a ser bien usados. Esa incapacidad del Estado de abrir las puertas y darle la bienvenida a sectores privados, de la sociedad civil especializada que se espera que puedan canalizar toda la ayuda a estos sectores que sencillamente no los podemos dejar abandonados a su suerte. Retroceder 8 años en el avance de la lucha contra la anemia sería terrible. Estamos en un estado de guerra y debemos tomar conciencia de la urgencia, hay que reformular el presupuesto, debemos reasignar recursos a lo que es realmente urgente y ultra necesario. Lo fundamental es velar por las personas y crear un sistema de salud que permita amenguar esta crisis sanitaria para detener el Covid. Por énfasis en la generación de empleos porque esta es una triple crisis, una crisis sanitaria, una crisis económica que ha provocado la pérdida de más de 7 millones de empleos, es decir una urgente promoción del empleo, y en tercer lugar el teletrabajo ya que la educación remota ha venido a quedarse”.  

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email