• Y ocho años contra su esposa.


Poder Judicial evidencia con resultados tangibles su compromiso de impartir justicia garantizando la defensa de los bienes y derechos del Estado y la ciudadanía.
Justicia firme y contra la impunidad. El Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial Transitorio de Maynas de la Corte Superior de Justicia de Loreto sentenció 10 años de pena privativa de libertad efectiva contra el ex alcalde de la Municipalidad Provincial de Requena, Marden Paredes Sandoval, por lavado de activos.
A su vez, el mismo tribunal impuso la pena de 8 años de cárcel para la esposa del referido ex funcionario público, Marianela Chung Acosta De Paredes, a quien halló responsable por el mismo delito.
Fue durante audiencia de adelanto de fallo en que el tribunal, por mayoría, con los votos de los magistrados José Neil Chumbe Silva y Tania Elena Niño de Guzmán Vilca, resolvieron imponer la ejemplar sanción contra la ex autoridad edil, tras un cuidado análisis del caso, así como el diligente desarrollo de las audiencias.
Al mismo tiempo, ha sido clave y destacado el trabajo del Ministerio Público, a través de la fiscal Audrey Lachi Pinedo, de la Quinta Fiscalia Penal Corporativa de Maynas, quien desarrolló una efectiva investigación, cuyas pruebas han contribuido a la decisión emitida por el juzgado de la Corte Superior de Justicia de Loreto. 
Cabe mencionar que la Procuraduría Pública también aportó y sustentó debidamente el perjuicio económico al Estado ocasionado por la actuación indebida del ex alcalde y su esposa, por lo cual, dicho tribunal también ordenó el pago de 600 mil soles por reparación civil.
Hechos imputados:
Conforme a la imputación, durante el período de alcaldía de Marden Paredes Sandoval (2011 al 2014) obtuvo una serie de ganancias ilegales a través del otorgamiento de la buena pro de una obra pública, licitada por el municipio de Requena, acción delictiva que también se consumó con otros consorcios que ejecutaron obras públicas. Ello le valió para adquirir 04 bienes inmuebles y 06 vehículos, así como la propiedad de un grupo musical.
La lectura integral de esta sentencia se llevará a cabo el próximo 17 de octubre.
La Corte de Loreto, firme en su compromiso de garantizar los derechos de las personas mediante la administración de justicia, demuestra una vez más que, no importando el cargo público o posición económica del procesado, la ley se impone por igual a quienes cometen delito.

Artículo anteriorSigue la venta de cartones para el bingo solidario del padre Raymundo
Artículo siguienteFactores cruciales del éxito de los deportes electrónicos