Construyamos ya nuestro Currículo Regional

Escribe: Luis Alfonso Pinedo Piña (luisalfonsopinedo1962@gmail.com)

 

  • A propósito de la implementación del Currículo Nacional

En estos días, se vienen dando los primeros pasos en este proceso de la implementación del Currículo Nacional, de manera gradual y se está empezando con las escuelas polidocentes del nivel primario de las zonas urbanas. El Ministerio de Educación ha capacitado a casi todos los especialistas a nivel nacional sobre el tema y, a través de la intervención del PELA denominada «Soporte Pedagógico», se está capacitando a todos los docentes de estas instituciones educativas, sin afectar las horas lectivas normadas.
En este importante documento denominado Currículo Nacional, ya están establecidas las orientaciones para la diversificación curricular y las pautas para la construcción de nuestro Currículo Regional y hacer posible que, los estudiantes de nuestra región tengan acceso a oportunidades para lograr aprendizajes comunes y, también, aprendizajes diferenciados en función a sus propias realidades. Según lo establecido, los elementos del Currículo Nacional que son la premisa necesaria del proceso de diversificación son: el enfoque curricular por competencias, el Perfil de egreso, las competencias y los estándares de aprendizaje.
¿Qué debemos hacer entonces en la región para construir nuestro Currículo Regional? Primer paso, conformar nuestro «Equipo Curricular Regional». Este equipo, integrado por profesionales con los conocimientos curriculares requeridos, que representen a los niveles y modalidades educativas de la Educación Básica, debe ser el responsable de esta construcción curricular. Para ello, debe elaborar un plan de trabajo, formular un diagnóstico, incorporar los diagnósticos de las poblaciones bilingües y con discapacidad, talento y superdotación, incorporar las recomendaciones del Proyecto Educativo Regional, identificar las competencias y capacidades del Currículo Nacional de la Educación Básica que se esperan diversificar y elaborar un plan de consultas y espacios participativos.
Para la aprobación de este Currículo Regional, se requiere preparar una versión preliminar que permita la revisión por parte del Ministerio de Educación y contar con la opinión favorable del mismo. Esto me parece correcto, por ser este Ministerio el ente rector que tiene que regular la incorporación necesaria de los elementos comunes que unifiquen a nuestro sistema educativo (el enfoque curricular por competencias, el Perfil de egreso, las competencias y los estándares de aprendizaje) y las particularidades de cada región (elementos socioculturales, lingüísticos, económicos, productivos y geográficos), en este caso, de Loreto. Todo ello, orientado a fortalecer primero la identidad regional de nuestros estudiantes, para afirmar su identidad nacional.
Dada la coyuntura, vale la pena hacernos algunas interrogantes ¿Quién debe dar el primer paso para la construcción de nuestro Currículo Regional? ¿Quiénes deberían estar en este Equipo Curricular Regional? ¿De dónde sacamos el presupuesto para toda la etapa de sensibilización y recojo de insumos para su construcción? ¿Qué se debería incorporar en su contenido como nuestro? y ¿Quiénes deberían participar en esta etapa del plan de consultas y espacios participativos?
Respondiendo a la primera interrogante puedo decir que, le corresponde a la Dirección Regional de Educación a través de la Dirección de Gestión Pedagógica, asumir el liderazgo que le corresponde en esta tarea. Para ello, se deberían articular esfuerzos y acciones con las Áreas de Gestión Pedagógica de cada una de las UGEL, quienes deberían trabajar de la mano y coordinadamente con el Equipo Curricular Regional.
Sobre la segunda interrogante, que tienen que ver con la conformación del Equipo Curricular Regional. Para nosotros, lo deberían integrar profesionales netamente de la región, asesorados por un experto en el tema. Profesionales que, desde diferentes espacios, han aportado su granito de arena a través de textos y artículos publicados y hayan hecho práctica de construcción curricular en sus instituciones educativas. Entendiendo que, la construcción curricular se aprende haciendo y hacerlo es un trabajo de «cirugía fina», sobre la base de conocimientos científicos de la pedagogía y otras ciencias afines como la Filosofía, Psicología, Sociología y la Antropología; que nos ayuden a definir el tipo de ciudadano que deseamos formar.
Respecto a la tercera interrogante, que tienen que ver con el presupuesto, debo decir que, podemos gestionarlo a través del Gobierno Regional, Gobiernos Locales, UNICEF, USAID, etc. Sinceramente, no creo que sea tan costoso este trabajo.
Sobre la cuarta interrogante, que está referida a lo que se debe incorporar en el Currículo Regional. A parte de los contenidos nacionales, sin duda, deben ser los campos temáticos y conocimientos que son nuestros: Las grandes luchas que han emprendido nuestros antepasados, la fundación de nuestros pueblos, nuestra riqueza lingüística, nuestra rica y variada flora y fauna, nuestra riqueza pesquera, nuestros bailes, nuestra música, nuestras comidas, las costumbres ancestrales de los pueblos, nuestros mitos, nuestras leyendas, los elementos de la cosmovisión de los pueblos, sus actividades económico-productivas, nuestra literatura regional, nuestra diversa geografía, etc. Todo ello, nos ayudará a desarrollar conciencia regional en nuestros estudiantes.
Sobre la última interrogante, sin duda alguna, esta etapa debe ser la más amplia posible, reactivando el Consejo Participativo Regional de Educación (COPARE) y los Consejos Participativos Locales de Educación (COPALES) que están establecidos por ley y que actualmente no tienen vida orgánica.
En resumen, no es nada del otro mundo lo que se tiene que hacer. Entonces, pongámonos a trabajar. Estamos para aportar… ¡manos a la obra!

 

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email