• Congresista oficialista aseguró que es tiempo de aprovechar el potencial de la región Loreto para generar producción y empleo en la población.
  • Dijo que propuesta legislativa 3455 busca cortar por lo sano los graves efectos de un beneficio perverso como es el reintegro tributario.

 

Loreto que representa territorialmente más del 50% de la Amazonía, posee la mayor cantidad de zonas Ramsar; cuenta con el mayor número de etnias; con los bosques más extensos y de mayor variedad de flora y fauna; sin embargo, también posee los indicadores más bajos en competitividad, educación, salud, pobreza asociada con desnutrición y anemia. Contradictoriamente, la región Loreto goza de una serie de exoneraciones y beneficios tributarios, siendo el más antiguo el convenio de cooperación aduanera peruano- colombiano, que data de 1938.
Uno de los beneficios del que gozan algunos comerciantes de Loreto, es el reintegro tributario; al respecto, el 26 de septiembre del presente año, el congresista oficialista Jorge Meléndez Celis, presentó el PL 3455/2018-CR, denominado “Ley de promoción del desarrollo económico y productivo de la región Loreto”, en la siguiente entrevista desarrollamos éste y otros temas relacionados a la perspectiva de desarrollo de la región con el parlamentario amazónico.

Congresista Jorge Meléndez ¿cuál es el objetivo de su proyecto?
En principio, el proyecto 3455 busca corregir los resultados perversos del reintegro tributario que, desde su origen, solo creó una economía ficticia, haciéndonos dependiente de la producción del resto del país en perjuicio de la capacidad productiva de la región Loreto, incrementando con esto los niveles de pobreza y el desempleo en miles de familias, condenándolas a la baja solvencia y rendimiento. En este proyecto se propone la creación del Fondo de Desarrollo Productivo, a partir de ello se permitirá reactivar la producción de la región con el cual se generará la infraestructura productiva necesaria, para impulsar sectores estratégicos, en las cuales tenemos altas ventajas comparativas.

¿En que fundamenta esa perversidad del reintegro tributario?
Es muy simple, hoy en Loreto no producimos ni una cajita de fósforo a pesar de que tenemos el mayor potencial forestal de la Amazonía ¿cómo se entiendo eso? muy fácil, el reintegro tributario alienta a algunos comerciantes a comprar esa cajita de fósforo en Lima, entonces lejos de aprovechar lo que tenemos y aprovechar el potencial de región, escogemos lo que hay fuera. Eso es lo que tenemos que corregir. Ese 18% de devolución que no es transferido al consumidor final, solo genera un beneficio perverso a ese grupo de comerciantes que da la espalda al potencial de nuestra región. En palabras claras, mientras el reintegro tributario genera trabajo en algunas regiones, en Loreto a la gente la falta empleo. Hay mucho por hacer y este es el momento.
Sin embargo, la Cámara de Comercio de Loreto y los comerciantes que gozan del reintegro tributario, aducen que su eliminación traería grandes perjuicios al consumidor final y los productos de primera necesidad presentarían alza en sus precios.
Aquí hay muchas falacias (mentiras) e imprecisiones que se hace necesario aclarar. En principio, el reintegro tributario no se anula, sino se sustituye; esos 108 millones ya no irán para unos cuantos comerciantes, sino que servirá para impulsar la producción interna de Loreto, se reactivará la economía, generando puestos de trabajo y más dinero en el bolsillo de la gente, que es lo que hace falta y es el objetivo de la propuesta. Respecto a la subida del costo de vida, no es verdad, por las siguientes razones: los comerciantes ya le vienen cobrando el IGV que pagan a los consumidores finales ¿que otro IGV le podrían cobrar? además, no se toca las otras exoneraciones e incentivos tributarios para Loreto; es decir, se mantendrá vigente el convenio peruano-colombiano y la ley 27037, Ley de promoción de la inversión en la Amazonía; asimismo, la canasta básica no está en gran medida en la relación de productos que gozan del beneficio del reintegro tributario, por ejemplo los tragos finos, chocolates de marca, ternos finos, entre otros, no son parte de la canasta del pueblo; la canasta del pueblo lo compone el arroz, que es atendido con producción local y de San Martín sin IGV; el azúcar, que está en el convenio peruano-colombiano; al igual que el aceite; el gas que viene de Pucallpa exonerado del IGV, en fin. En cuanto a la medicina, contamos con los medicamentos genéricos que, por su bajo costo, la incidencia de un IGV no es de gran impacto. Lo que si se tiene que regular es la especulación y la concertación de precios de algunas farmacias, tenemos información que algunas medicinas tienen hasta 500% de margen de utilidad y eso no es justo para el pueblo, al respecto voy a reunirme con INDECOPI.

Usted considera entonces que hay desinformación al respecto.
De eso no hay duda, por eso es importante ser claros, detrás del reintegro tributario hay muchos intereses económicos, por años un pequeño grupo de malos comerciantes acostumbrados a beneficiarse del reintegro tributario, ha utilizado al pueblo para su provecho, eso se terminó, el pueblo loretano la tiene clara y ya no les cree. Hoy todos sabemos que el reintegro tributario se ha convertido en una suerte de capitalización indebida para incrementar signos de riqueza de unos cuantos comerciantes, en nombre del beneficio de todo un pueblo que merece más y a pesar de eso nunca llegó al poblador de a pie. Para que tengas una idea, entre el 2007 al 2016, estos malos comerciantes se llevaron 885 millones de soles, estoy seguro de que gran parte de ello salió de Loreto para la compra de propiedades, compra de vehículos o viajes de placer. Además, hoy ese beneficio, del reintegro tributario, se ha concentrado en pocas manos, en el 2006 eran 1239 comerciantes beneficiarios, para el 2016 solo eran 433; en sentido contrario, el monto otorgado por reintegro se ha incrementado, el 2006 se entregó 88 millones por reintegro tributario, el 2016 fue 113 millones. El reintegro se convirtió en el ganar más y no producir nada.

En qué se diferencia su proyecto 3455, del 3391 presentado por otro congresista de Loreto.
En que nuestra propuesta busca cortar de una vez y por lo sano, y desde el 1 de enero de 2019 los graves efectos de un beneficio perverso como es el reintegro tributario, sustituyéndolo por un Fondo para el Desarrollo Productivo de Loreto, es decir, lejos que esos 108 millones anuales vaya a los bolsillos de unos cuantos comerciantes, irá a reactivar el aparato productivo, a la misma vena de la pobreza en Loreto. Propongo invertir en infraestructura productiva poco más de 5400 millones de soles en 50 años en Loreto. El otro proyecto, pretende seguir otorgándole gollerías a esa élite de malos comerciantes liderada por la ex candidata de Fuerza Popular al Gobierno Regional de Loreto y a algunos altos directivos de la Cámara de Comercio de Loreto que hoy cuentan con un vocero en el Congreso. Esa gollería de 3 años más nos costará a todos los peruanos poco más de 300 millones de soles, dinero que podría servir para impulsar la pesca, agricultura, crianza de animales, la actividad forestal y el turismo, tal como propongo en mi proyecto de ley. Somos una región rica y productiva y no aprovecharla es un insulto para el pueblo loretano.

Entiende entonces que la tarea que se le viene no será fácil, tendrá al poder económico en contra suyo.
El pueblo ya abrió los ojos, esta vez no se amedrentará ante falsos agoreros que anuncian un cataclismo cuando se pretende afectar sus bolsillos con la sustitución del reintegro tributario. Acá hay un negociado que tenemos que cortar de una vez, un beneficio perverso que enriquece a unos cuantos comerciantes a costa de la pobreza y el desempleo de más de un millón de loretanos que exigen mejoras, exigen oportunidades y que tiene mucho futuro por delante, pero por intereses de algunos no se logra. Durante años de reintegro tributario no hemos conseguido ningún beneficio, esta es la gran oportunidad de cambiar la historia. Los beneficios del reintegro tributario deben ser para el pueblo, esta es la mejor forma de hacerle justicia a Loreto.(NP)