Cómo saber cuál es el microcrédito adecuado

La publicidad de los microcréditos se basa principalmente en su ventaja más destacada, la capacidad de obtener liquidez de forma inmediata. Y es que, si bien este tipo de créditos pueden emplearse para cualquier cosa, el propósito con el que inicialmente fueron diseñados y su principal uso, es el de poder disponer de dinero en un tiempo record.

¿Quiere esto decir que todos los microcréditos son iguales? En absoluto. Aunque a primera vista todos los productos tienen un perfil similar, hay pequeños detalles a tener en cuenta que pueden suponer un mayor coste para el cliente.

Un representante de la empresa Préstamos ahora nos señala algunos detalles a los que hay que prestar atención a la hora de solicitar un microcrédito

Los principales factores a considerar son la cantidad disponible y los intereses. La gran mayoría de empresas conceden a sus nuevos clientes un máximo de 300 euros en su primer préstamo, y si todo se desarrolla con normalidad, incrementan ese límite en préstamos posteriores. No obstante hay excepciones, y algunas entidades son más flexibles en este punto.

Con respecto a los intereses, no sólo hay que tener en cuenta la tasa que se aplica, sino también si el dinero se puede devolver de forma anticipada. No siempre es así, y hay casos en los que se aplica una comisión por cancelación anticipada. Las mejores empresas, sin embargo, tratan de ponérselo fácil al cliente cobrando intereses sólo por el tiempo del que se dispone del dinero

Otro aspecto que en muchos casos marca la diferencia es la flexibilidad que muestre cada empresa a la hora de tratar con clientes que figuran en listados de morosidad.

“Los listados de ASNEF y RAI son una de las razones principales por las que muchas personas acuden a este tipo de producto, ya que al tener vetado su acceso al crédito tradicional, no tienen muchas más opciones. Sin embargo, incluso entre las empresas de microcréditos hay algunas que se muestran inflexibles en este aspecto.

Nosotros en Préstamos Ahora, y algunas empresas más del ramo, tenemos una visión más abierta y preferimos estudiar cada caso de manera individual. Los motivos por los que alguien puede figurar en un listado de morosos son muy variados, y no sería justo denegar el acceso al crédito a personas que realmente lo necesitan y que tienen la solvencia y el deseo de cumplir con sus obligaciones”

 

 

 

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email