Comité de Ética en Investigación Científica de la UNAP elaboró código, manual y reglamento

La Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP), mediante su Vicerrectorado de Investigación, designó a los integrantes de su nuevo Comité de Ética en Investigación Científica, que ya empezó a trabajar elaborando su manual de organización y funciones; el reglamento de organización y funciones; y su código de ética; es presidido por el doctor Hermann Federico Silva Delgado, docente de la Facultad de Medicina Humana.
En adelante las tesis vinculadas a la investigación científica experimental con seres humanos deberán tener una aprobación de este Comité.
La normativa contenida en diferentes convocatorias de financiación de la investigación exige que los proyectos que impliquen investigación en seres humanos, utilización de sus datos personales o de muestras biológicas de origen humano, experimentación animal o empleo de agentes biológicos o de organismos genéticamente modificados, no sólo cumplan los requisitos establecidos en cada caso por la legislación vigente, sino que cuenten también con la autorización expresa emitida por el Comité de Ética de la Universidad en que se vaya a realizar la investigación.
El Comité de Ética de la UNAP está conformada, además del presidente Hermann Federico Silva Delgado; por Waldemar Alegría Muñoz, docente principal a dedicación exclusiva de la Facultad de Ciencias Forestales ; Nélida Valencia Coral, docente principal a dedicación exclusiva de la Facultad de Ciencias Económicas y de Negocios; Fernando Tello Celis, docente principal a dedicación exclusiva de la Facultad de Industrias Alimentarias; Roberto Pezo Díaz, docente principal a dedicación exclusiva de la Facultad de Ciencias Biológicas; Rosa del Carmen Miluska Vargas Rodríguez, docente contratada de la Facultad de Farmacia y Bioquímica y Raymond Portelli Xuereb, representante de la sociedad civil.
En los últimos años se han ido constituyendo en las Universidades diversas estructuras para dar cumplimiento a esta finalidad: Comités o Comisiones, de ética de la investigación o de bioética. Distintos nombres, diversos ritmos y forma de organización internas, pero unos fines comunes.
Estas estructuras, en su origen, no se crearon por exigencia legal, sino que, conscientes de su responsabilidad ante la sociedad, debían proporcionar una respuesta ágil y efectiva a las necesidades actuales, o que en el futuro se planteen, respecto de la investigación científica en orden a la protección de los derechos fundamentales de las personas, el bienestar de los animales y el medio ambiente, y el respeto de los principios y compromisos bioéticos asumidos por la comunidad científica. Tomaron conciencia, asimismo, de que en un ámbito nuevo y con legislación en desarrollo, era necesario compartir información y experiencias para definir procedimientos, tanto de cara a los propios Comités como a los investigadores y, en definitiva, a la sociedad. Su objetivo es compartir experiencias, problemas, homogeneizar procedimientos y generar buenas prácticas en investigación.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email