JUAN SOREGUI VARGAS, es un intelectual que hace años viene publicando creaciones narrativas dentro de la ficción literaria de gran trascendencia en el contexto de la narrativa amazónica, iniciándose con La noche de los mashos, ubicado en el naturalismo, después se sucedieron numerosas creaciones muy difundidas.

Esta vez nos sorprende con diez narraciones enteramente infantiles, con el uso de un lenguaje sencillo, en cuyos relatos predomina en una forma natural la presentación de acontecimientos que sirven para mostrarnos una enseñanza dentro de la concepción educativa. Todas las narraciones sin excepción, de alguna manera están escritas dentro de la concepción de conservación y respeto a la naturaleza, hoy día que tanta falta nos hace conocer y dialogar con la naturaleza porque estamos destruyéndolo y ello revierte en nuestro perjuicio, al destruir el ambiente estamos matándonos poco a poco. Precisamente dentro de la ficción, el cuento inicial El añuje mensajero, nos refleja el tremendo daño que hacemos a la naturaleza devastándolo y dentro de la ficción la forma cómo se conjura dicha destrucción- El cuento el mozo valiente y el científico loco, nos muestra la contaminación total de nuestro medio y en la ficción una propuesta para salvarnos y vivir feliz sin esos perjuicios.
En su conjunto, corresponde a un manojo hermoso de narraciones que deben difundirse para educarnos y crear la conciencia de respeto y conservación del ambiente.

(*) Manuel Marticorena Quintanilla, catedrático de la Universidad Científica del Perú-Iquitos.

COMENTARIO DE GONZALO TELLO MARTÍN

He leído los cuentos para niños de JUAN SOREGUI VARGAS, de los que me encantaron El añuje mensajero, El motelo de Juanito, El Tucunaré que murió de amor, Luchito el iracundo (o la calma después de la tempestad), y la planta de algodón de Eteshita, en ese orden, sin desmerecer los demás. Todos los relatos son buenos, hechos por un adulto que volvió a su niño interior. La impresión que tengo como lector es que JUAN ha ingresado a una nueva faceta de su producción literaria de manera excepcional. Nada hay que desmerezca sus relatos.

Las lecciones que dejarán a los niños, adolescentes y hasta adultos que los lean serán muy importantes, pues además de hacerles una interpretación ambiental y costumbrista lúdica, muy necesaria en este mundo globalizado en el que se están perdiendo los valores sacros de nuestra cultura amazónica, los mensajes energizantes por contraste que se trasmiten ayudarán a los colegiales a tener muy abiertos los ojos ante la vida».

Cuando lean los cuentos encontrarán muchas lecciones de biología y ecología de una manera simple, y, otras de solidaridad de animales que no poseemos algunos seres humanos. Esperamos que el niño de JUAN SOREGUI VARGAS continúe manifestándose para el gozo de sus miles de lectores.

(*) Ing. asesor FAO. escritor, ganador del tercer premio de novela internacional en Colombia, articulista de diarios y revistas nacionales e internacionales.