• Pintaron líneas blancas para que conductores las respeten y por ende a los transeúntes.
  • Jóvenes estudiantes de arquitectura impulsaron iniciativa.

 

Ocurrió ayer al mediodía. Luego que entusiastas jóvenes motivados por la máxima autoridad del Colegio de Arquitectos, decana Gabriela Vildósola, pintaran líneas blancas de tránsito entre las calles Tacna con Calvo de Araujo, se dedicaron por varios minutos a extender banner con mensajes que llamaban a los conductores a tomar conciencia de la importancia de respetar las líneas de tránsito.
Sin embargo, se observó que la gran mayoría de conductores, pese a que las líneas se veían perfectamente, no respetaban las mismas. Incluso se paraban más allá de la línea, en la misma cara de los jóvenes. Sobre la iniciativa que se da en el marco del 37 aniversario del Colegio de Arquitectos, se entrevistó a Gabriela Vildósola.
“En el marco del aniversario se planteó esta iniciativa que ahora ha sido acompañada por los estudiantes de la facultad de arquitectura de la UCP y personal de la municipalidad de Maynas. La idea es impulsar ciertas iniciativas que generen impactos para empezar a construir ciudadanía en muchos temas.
Nosotros hemos empezado con esta que es el respeto al peatón, el poder transitar por las calles de manera segura. Se han pintado las cebras (líneas) peatonales a las que se les ha incorporado motivos amazónicos inspirados en la falda Bora. Con color fuerte para llamar la atención de los conductores y así se sensibilicen y respeten las señales de tránsito” mencionó.
¿Se observa en estos instantes que casi nadie respeta las líneas blancas?
-En realidad este tipo de campañas no son de un día, son de largo aliento, persistir y ser constantes. Esta iniciativa se puede replicar en otros puntos y con la participación de otras organizaciones y ciudadanos.
¿Qué otras actividades por el aniversario del Colegio de Arquitectos?
-Se ha inaugurado una muestra en la galería de la dirección desconcentrada de cultura sobre los proyectos ganadores de la Bienal de Arquitectura de este año. Cada dos años se premia a los mejores proyectos de arquitectura y urbanismo a nivel nacional y el máximo galardón para un arquitecto y una obra es el “Hexágono de Oro”. Se ha traído la muestra para que se conozca lo que se está haciendo en otras partes del Perú en cuanto a arquitectura y urbanismo.