Claridad aérea

La comunicación sobre los servicios de las líneas aéreas está fallando y eso se evidencia generalmente en el chequeo del pasajero en el mismo aeropuerto. Sucede en Iquitos, en Lima y seguro en otras ciudades del país.
La persona confiada adquiere su pasaje económico vía internet y se confían de las indicaciones básicas, más no profundizan en detalles como el tamaño y peso exacto del bolso o equipaje.
El viajero se va confiado al aeropuerto que ha hecho la mejor compra de su vida, cuando en la mesa de chequeo de pasajeros se choca con la realidad, como que el equipaje de mano que lleva no cumple las medidas “exactas”.
Es cuando la o el recepcionista de la línea aérea le da la noticia que por el exceso del tamaño de su equipaje, que son cuatro centímetros de más, de las medidas que la empresa aérea ha establecido, que sí, tiene que pagar una suma extra.
En el caso de la línea aérea Sky escuchamos que es de 36 dólares. Y la pasajera estalló levantando la voz diciendo que por unos centímetros no va pagar esa suma de dinero. Mientras que otro pasajero apresurado se dispuso a retirar las llantitas de su maletín, para desesperadamente evitar el pago y no perder el vuelo, y por supuesto el costo del pasaje.
Otros pasajeros comentan que en otra línea aérea que ofrece pasajes económicos, que si no llevas la hoja impresa de tu chequeo, te cobran por esa hojita la astronómica suma de 40 soles, que en una cabina pagas 10 céntimos.
Dónde están las entidades nacionales y sus oficinas regionales que por oficio no actúan contra estos abusos en contra de los pasajeros, que son los clientes, son los usuarios del servicio aéreo a distintas partes del país.
No hay claridad en la información que brindan al pasajero. Esto se tiene que corregir por la imagen de las empresas aéreas y por el derecho que les asiste a los pasajeros.

Comments are closed.