Cierran una UCI y desinfectan pabellón de medicina por presencia de bacteria que mató a dos pacientes Covid

  • Infección intrahospitalaria fue descubierta a tiempo y se inició desinfección a fondo.
  • Pacientes que estaban en ese pabellón fueron trasladados al área de infectología.

La aparición de bacterias, o llamadas infecciones intrahospitalarias es lo peor que le puede ocurrir a cualquier hospital, posta, centro de salud, clínica, o espacio donde se encuentren pacientes delicados.
Es sabido que muchas veces los pacientes van en franca mejoría, saliendo de un cuadro clínico de emergencia, pero que por culpa de una bacteria inoportuna vuelven a caer hasta terminar con su existencia. Así de terrible se comportan esas infecciones.
En el hospital regional de Loreto, descubrieron la presencia de una bacteria luego que ésta acabara con la vida de dos personas que venían mejorando y respondiendo positivamente al tratamiento covid. Ambos, de la noche a la mañana empezaron a hacer fiebres altas, luego fallecieron. Les hicieron los cultivos correspondientes y éstos arrojaron que se había alojado en su organismo una intrahospitalaria.
Por lo que de inmediato la alta dirección determinó que todos los pacientes que estaban en el ala A de medicina, sean trasladados a los ambientes de infectología. Procediéndose a la desinfección total del lugar contaminado.
Ayer se recorrió dicho pabellón, viéndose aún todos los equipos instalados en la UCI cerrada, recién desinfectados. Las camas, herramientas de trabajo, ambientes administrativos, todos bajo una desinfección total a fin de pulverizar a la dañina bacteria que ha podido matar, no solo a dos, sino a todos los ahí hospitalizados por covid.
“Ocurre que los dos pacientes (con ventilación mecánica) venían evolucionando bien al tratamiento covid, pero de un momento a otro su salud empeoró. Empezaron a hacer fiebre, ya no respondían a los medicamentos. Luego se les hizo el cultivo y apareció que les había ingresado esa bacteria. Tal como ocurrió hace años con unos neonatos.
De inmediato se adoptaron las medidas de seguridad, se optó por trasladar al resto de pacientes de este pabellón al área de infectología, se cerró la UCI (el hospital regional cuenta con dos) y enseguida se procedió a la desinfección profunda que continúa hasta ahora.
No se permite el ingreso de familiares, más que lo estrictamente necesario. Se utilizarán sábanas del hospital, ya no las que traen desde sus casas. Se han colocado camas nuevas, se está haciendo todo lo necesario para erradicar bacterias y así evitar que fallezca algún otro paciente por esta causa”, explicó la directora de ese nosocomio, Dra. Mercy Panduro.
SOLO ALGUNOS PACIENTES CONECTADOS A PUNTOS DE OXÍGENO. En un momento también se pudo recorrer uno de los pabellones donde aún hay algunos pacientes covid, con el debido distanciamiento entre uno y otro.
Se vio rápidamente que siguen conectados a balones de oxígeno, algunos nomás están conectados a los puntos de oxígeno empotrados en la pared. Cuando en realidad ya deberían estar todos conectados de esa forma práctica puesto que ya cuentan con varias plantas donadas por el Vicariato de Iquitos.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email