“Centro oncológico del hospital regional parece un cementerio”

  • Ahora cuenta con dos médicos, ambos de Arequipa, todo el fin de semana no estuvieron presentes.
  • Testimonio de una paciente con cáncer, quien se dio con la desagradable sorpresa de su ausencia por estos días.

La señora Rocío Gasco Acho, estuvo en Lima, retornó el fin de semana y de frente se fue a laboratorio para que la piquen y saquen sangre a fin de estar okey para recibir su quimioterapia. Ingresó al local ubicado a un lado del mencionado hospital, los ambientes vacíos, las sillas vacías. Los muebles donde están los pacientes recibiendo quimio, vacíos, solo una señora estaba sentada recibiendo el tratamiento. A su lado, un técnico enfermero.
Una desolación total. Lo que no se veía cuando a la cabeza estaba la doctora oncóloga Mercedes Egües, quien se desvivía por sus pacientes. Con paro o sin paro médico, ella estaba pendiente de las personas que ahí asisten. Hoy no se observa nada de eso. Y todos deberíamos preocuparnos, porque nadie está libre qué de la noche a la mañana se reciba la ingrata y triste noticia de contar con el mal en el organismo.
“Llegué para mi atención y me doy con la mala noticia que no hay médico, que no hay ningún médico, que están de viaje. Todo esto parece un cementerio. Un centro que en algo nos está sacando adelante, ahora está fantasmal por eso el cáncer en Loreto está avanzando a un ritmo impresionante. Y todo el mundo lo sabe, pero nadie hace nada.
Nosotros no podemos estar sin quimioterapia porque es un medicamento que nos da un poco más de vida, podemos vivir más. Ahora sabemos que el doctor Carpio ha renunciado, seguro que tampoco le pagaban. Y así todos se van porque no les cumplen lo ofrecido. Indican que recién el 3 de diciembre nos atenderán.
El cáncer nos mina día a día. El mal avanza para mí y no hay quimio, ya me picaron para sacar sangre, mejor me hubieran dicho que no me saque por gusto. No hay medicamentos para oncología en farmacia, nos recetan paracetamol y ni eso hay. En laboratorio no hay insumos para reactivos.
Cuando estaba la doctora Mercedes Egües, para ella no había paro, feriado, huelga, nada. Ella siempre estaba acá atendiéndonos, nunca nos dejaba solos, en estas condiciones” concluyó la señora.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email