“Casos no comunicados se han elevado a la Presidencia de la Junta de Fiscales Superiores para que tome las acciones que corresponden”

  • Expresó el gerente de la Contraloría Regional respecto a los gravísimos resultados de la auditoría de control hecha en torno a los casos de violencia sexual contra muchos alumnos.

 

Terrible lo ocurrido y terrible lo que se les viene a muchos docentes y personal funcional de tres unidades de gestión pedagógica como: Loreto-Nauta, Requena y Ramón Castilla, quienes conociendo de casos de abuso sexual contra escolares de las diversas instituciones educativas, permanecieron inertes, ocasionando que los casos prescriban o se alarguen sin llegar a la sanción drástica correspondiente.
Sobre el resultado de la auditoría desarrollada en Loreto, se entrevistó al gerente de la Contraloría Regional CPC Emerson Rucoba Tananta.
“La auditoría de cumplimiento revela 55 casos (Ramón Castilla 23 casos), (Loreto-Nauta 21 casos y Requena 11 casos), de todo ello se desprende en el sentido que directores y funcionarios habían tomado conocimiento de las denuncias por abuso sexual. Sin embargo, ellos no comunicaron al ministerio público y al órgano de control, por lo que se ha identificado responsabilidad de tipo penal para directores que no tomaron acción inmediata.
Existiendo igual responsabilidad administrativa funcional contra los miembros de las comisiones de proceso administrativo disciplinario porque no culminaron con los procedimientos administrativos en los plazos legales establecidos, conllevando a que algunos casos prescriban, otros no concluidos y así también no se permitió que se registre en el sistema donde entran esas denuncias.
Son 28 funcionarios entre las tres Ugel: 7 directores de Ugel con responsabilidad penal. 2 de Ramón Castilla, 3 de Ugel Loreto Nauta y 2 de Requena. Todo ello por no haber accionado en nada respecto a casos que ya se debieron haber resuelto, ya que datan desde el año 2017 hasta julio 2018. Los casos no comunicados de inmediato se le están elevando a la presidencia de la junta de fiscales para que adopte las acciones del caso”, mencionó el Contralor regional Emerson Rucoba.
De otro lado, el contralor también se pronunció sobre el caso de la Ugel-Nauta Zenith Becerra. “Ella está comprendida en el informe por omisión de funciones en su calidad de directora de Ugel. Se presenta una responsabilidad de tipo penal. En cuanto a la denuncia por presunto peculado, es respecto a que la directora ocupaba funciones en agosto 2016 y después en setiembre 2017; entonces se emitió un informe de control donde se identificó que se le otorgaron viáticos por comisión de funciones y en la rendición de cuentas habría presentado documentos presuntamente falsos. Todo ello lo vienen investigando”, refirió la autoridad de control.

AUDIENCIA REGIONAL DE CONTRALORÍA.
Como es de conocimiento público, en el marco de fortalecimiento de control, el próximo 28 de marzo a las 8 y 30 de la mañana en el auditorio del Vicariato de Iquitos, se iniciará una audiencia pública provincial de la Contraloría.
Las inscripciones ya se pueden hacer en el local de la Contraloría. Recibirán denuncias, quejas y si no es pertinente para la labor de la Contraloría, los pedidos se elevan a las entidades correspondientes.

Comments are closed.