Autor: José Vásquez La Torre – vasquezlt@hotmail.com

Paseando por nuestra ciudad me encuentro en la esquina del Jirón Ricardo Palma con el Jirón Arica y contemplo un extraordinario trabajo de conservación de esta antigua edificación en la que, como diría el arquitecto polaco Félix Stopowski, “se nota mano de arquitecto”, y en efecto se nota belleza, solidez y seguramente utilidad, que son las bases de un buen trabajo arquitectónico de acuerdo a Vitruvio.
La volumetría es exquisita, se integra bellamente a los elementos que conforman el conjunto, en realidad es un trabajo que todos debemos agradecer pues constituye un ejemplo de la forma en que se debería ir recuperando y mejorando nuestra Zona Monumental, de igual modo servirá para que los estudiantes de arquitectura se inspiren en este tipo de conservación de nuestro patrimonio cultural.
Si las autoridades, conjuntamente con los más destacados arquitectos de nuestro medio se interesaran y trabajaran este tipo de proyectos, creo que nuestra ciudad mejoraría su rostro, lo que interesa mucho a lo que talvez sea la única industria de nuestra ciudad de Iquitos, El Turismo, si nuestros candidatos nos hablaran de estas cosas se elevaría la calidad de las propuestas que en estos momentos no tienen los candidatos que siempre son los mismos, con las mismas ofertas de pavimentado, reasfaltado, agua por horas y alcantarillados que no funcionan.
Nuestra ciudad es única en medio de la amazonia ya que junto con Manaos fueron construidas por arquitectos europeos que utilizaron materiales que traían cruzando el mar atlántico y surcando el amazonas.
Hoy todavía podemos ver en la zona del malecón edificaciones que pese a su antigüedad conservan los elementos de su construcción, como los azulejos de las fachadas, las arquerías y sus decoraciones, las mismas que deberían ser conservada para mostrar a los visitantes nuestra historia y la calidad de ciudadanos cultos y respetuosos de sus tradiciones que somos los Iquiteños.
El Ministerio de Cultura tiene una tremenda responsabilidad en cuanto a la conservación y puesta en valor de nuestro patrimonio arquitectónico, su labor deberá ser la de gestionar ante organismos nacionales o internacionales interesados en estos temas y obtener fondos para conservar este patrimonio monumental.
El hecho de ser una ciudad única en el mundo, desde su ubicación geográfica y el estar ubicado a las orillas de uno de las Maravillas del Planeta como es el Rio Amazonas, le da todo el derecho de ser conservada. A ver que nos dicen los candidatos al Gobierno Regional y a las diversas Alcaldías en estas próximas elecciones.

Artículo anterior¡Mejores condiciones de transitabilidad para Iquitos!
Artículo siguienteJUZGADO UNIPERSONAL