• Produce impulsa proyectos de almidón de yuca y biotecnopor del aguaje

 

El Ministerio de la Producción (Produce), propuso ayer miércoles como parte de los acuerdos de Saramurillo, viabilizar un proyecto para apoyar la seguridad alimentaria de las comunidades indígenas de la región Loreto mediante la acuicultura, y también capacitarlos para que se generen sus propios recursos a través de la agroindustria, que brindará valor agregado a sus cultivos originarios.

Así lo señalaron los funcionarios del Produce durante las propuestas presentadas al Plan Especial de Desarrollo e Inversión Integral que beneficiará a más de 50,000 pobladores de las comunidades nativas de esa región, que se expusieron desde el martes en el Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana (IIAP).

La reunión contó con la presencia de representantes de ocho ministerios, apus de las comunidades nativas y autoridades locales que integran la Comisión Multisectorial de Naturaleza Temporal, especialmente conformada para buscar mejorar la calidad de vida de las personas de los distritos de Urarinas, Parinari, Andoas, Trompeteros y Tigre de la cuenta del río Marañón.

“Por disposición del ministro Bruno Giuffra, hemos diseñado un plan de intervención en Saramurillo, en el que se brindará transferencia técnica a los distritos que forman parte del plan. Ya se han identificado a 12 comunidades con potencial y 6 comunidades que cuentan con los recursos hídricos necesarios para iniciar ese proyecto”, explicó Oscar del Valle, director de Acuicultura del Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero (Fondepes).

A esas poblaciones se les brindará capacitación, asistencia técnica y pasantía para que puedan implementar la acuicultura. “Contamos con 200,000 alevinos, con los que empezaremos. Con ello, se busca principalmente apoyar en la seguridad alimentaria de los pobladores, debido a que el pescado tiene alto contenido nutritivo y combate la desnutrición y la anemia”, indicó.

En una primera etapa, se beneficiarán cerca de 8,000 personas de 6 comunidades nativas. Otro proyecto es el de la agroindustria, como el almidón de yuca, aprovechando la potencialidad de la siembra que hay en la zona. “Se articulará con las empresas agroindustriales para que comercialicen a precio justo con las comunidades que desarrollen esos productos”, precisó Luis Suárez, director del CITE Maynas.

Además, el Produce promueve el desarrollo de nuevos productos como el biotecnopor, elaborado con residuos de la planta del aguaje, con el que se podrán fabricar envases vegetales de gran demanda en el mercado nacional e internacional.

Ayer por la mañana, se instaló la Comisión de Avance de Acuerdos de Saramurillo, con presencia de funcionarios del Estado y apus de las poblaciones indígenas. Por la tarde, prosiguió la exposición de propuestas del Gobierno y de representantes de esas comunidades. (Gonzalo López)