• En el Perú, anualmente se decomisan más de 5 000 especímenes de fauna silvestre en operativos oficiales.


Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Perú es uno de los países megadiversos del mundo, reconocidos por albergar más del 70% de toda la diversidad biológica. Lamentablemente, esta biodiversidad viene siendo afectada por actividades ilícitas como el tráfico ilegal de fauna silvestre, que pone en situación de amenaza a más de 300 especies de nuestro territorio.
Este dato fue compartido por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) en el “Taller dirigido a autoridades competentes en el combate de tráfico ilegal de fauna silvestre”, espacio que congregó a más de 50 expertos y 17 autoridades de las regiones de Lima, Cusco, Arequipa, Moquegua, Tacna, Ica, Piura, Puno, Loreto, La, Libertad, Ucayali, Huánuco, Ayacucho, Madre de Dios, Cajamarca, Ancash y Apurímac, para intercambiar conocimientos y afianzar compromisos a favor de la protección de la fauna silvestre.
El taller virtual, realizado entre el 22 y 25 de junio, ha sido el primero de varios que realizará el Serfor, en alianza con la Coordinación Nacional de las Fiscalías Especializadas en Materia Ambiental, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), en el marco de la Operación Jaguar, un proyecto conjunto del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW, por sus siglas en inglés) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) de los Países Bajos.
Un análisis integral de la problemática
Jessica Gálvez-Durand, directora de la Dirección de Gestión Sostenible del Patrimonio de Fauna Silvestre (DGSPFS) del Serfor, presentó datos oficiales que reportan que, anualmente en Perú, se decomisan más de 5 000 especímenes de fauna silvestre. Ante este panorama, la funcionaria destacó que, para evidenciar la importancia de esta problemática en la agenda nacional e internacional, “el análisis de estas cifras e indicadores requieren de una visión integral de los aspectos ecológicos, socioeconómicos, legales y de salud pública que se ven impactados por esta actividad ilícita”.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), el comercio ilegal o tráfico de animales silvestres incrementa el riesgo de trasmisión de enfermedades zoonóticas. En esa línea, Gálvez-Durand resaltó la importancia de tomar conciencia del riesgo que puede generar este delito.
“Si no logramos entender por qué estamos luchando contra el tráfico ilegal no vamos a cambiar nada. Ahora mismo estamos padeciendo una consecuencia, la pandemia, que afecta a los seres humanos, y no es la primera vez que ocurre, pero tenemos que despertar y entender por qué es necesario un enfoque diferente”, afirmó.
Víctor Vargas, especialista en investigación de fauna del Serfor expuso el rol que desempeña el tráfico ilegal de fauna silvestre sobre el efecto conocido como “bosques vacíos”, hábitats donde ya no se cuenta con la presencia de mamíferos mayores, como el jaguar. Este problema afecta directamente a actividades económicas sostenibles como el ecoturismo, un instrumento de conservación cultural y dinamizador de la economía local en la selva.
Operación Jaguar
Uno de los casos abordados en este encuentro interinstitucional fue el jaguar u otorongo, un mamífero representativo de nuestra Amazonía peruana. En la última década, se han decomisado 110 especímenes en 11 regiones del Perú y, principalmente, en ciudades como Lima.
Frente a esta situación, es cada vez más importante que se promuevan espacios de articulación entre autoridades nacionales e internacionales, siendo clave colocar en agenda los acuerdos y compromisos contraídos con nuestros vecinos países de Bolivia, Colombia, Ecuador y Chile. De acuerdo con Pedro Flores, miembro de la Oficina de Cooperación Internacional del Serfor, este trabajo es fundamental para la lucha contra el tráfico ilegal de fauna silvestre.
“Serfor ha participado activamente en todos los gabinetes binacionales reportando un total de 19 compromisos en la última ronda de gabinetes en el 2019. De los 19 compromisos asumidos por Serfor, tenemos 4 relativos al comercio ilegal de especies, con Bolivia, Ecuador y Colombia”.
Con el fin de seguir fortaleciendo el trabajo articulado a nivel nacional, el Serfor continuará con los talleres, pero esta vez dirigidos a operadores de justicia, en donde se desarrollarán temas relacionados a metodologías contra el delito de tráfico ilegal de especies, impactos de la extracción ilegal de fauna en los ecosistemas, articulación y espacios de coordinación entre autoridades competentes.
Datos:
? De acuerdo con el Decreto Supremo Nº 102-2001-PCM, la diversidad biológica de Perú es uno de los principales pilares de la economía nacional. El 99% de la pesquería depende de los recursos hidrobiológicos, y el 95% de la ganadería recurre a los pastos naturales nativos.
? En el año 2004 en Perú se aprobó el Decreto Supremo Nº34-2004-AG en el cual se categorizaron oficialmente las especies de fauna silvestre amenazada y se prohibió su caza, captura, tenencia, transporte o exportación con fines comerciales.

Artículo anteriorMunicipalidad de Maynas recibe más de 18 toneladas de alimentos de Qali Warma
Artículo siguienteClub de Leones de Iquitos, inicia periodo leonístico 2021-2022 juramentando nueva directiva