• Congresista Alberto Quintanilla, miembro titular de las Comisiones de Constitución y Descentralización, hoy sábado en Iquitos

La Comisión de Constitución y Reglamento, y la Comisión de Descentralización, Regionalización, Gobiernos Locales y Modernización de la Gestión del Estado, ambas del Congreso de la República, han organizado para hoy sábado la Audiencia Pública Descentralizada Conjunta, denominada “Estado Descentralizado y Reforma Electoral”, a realizarse en la ciudad de Iquitos, a partir de las nueve de la mañana, en el Auditorio de la Cámara de Comercio de Loreto.
El congresista de la bancada parlamentaria de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, miembro titular de ambos grupos de trabajo, informó que “según la agenda que se nos ha alcanzado a los representantes, se desarrollará la exposición de la reforma electoral que se viene debatiendo en el Congreso, a cargo de la presidenta de la Comisión Úrsula Letona, en tanto que el titular de la Comisión de Descentralización Gilmer Trujillo, hará un recuento de avances en materia legislativa correspondiente”.
Continuando con el desarrollo de la agenda, se tiene previsto también la exposición de dos proyectos de ley, referidos a las pasantías en la administración pública, y otro sobre calidad regulatoria. Luego se realizará una rueda de opiniones y preguntas, por parte de los asistentes al evento.
Sobre la reforma electoral, el congresista Quintanilla Chacón, sostuvo que la actual debilidad de la democracia en el Perú, se origina en la desestructuración de toda forma de organización social colectiva, impulsada tras el autogolpe de Estado del cinco de abril de 1992, realizada por el ex presidente Alberto Fujimori.
“El sistema político peruano requiere cambios profundos para, en primer lugar, propiciar la renovación política, abriendo las puertas a la participación de nuevas agrupaciones políticas, dejando de lado la exigencia de presentar un 4% de firmas válidas para inscribirse, cuando todos los partidos actualmente vigentes, lo han hecho con un 1%”, dijo el también vocero de Nuevo Perú.
Alberto Quintanilla, agregó que “el financiamiento de los partidos y sus campañas electorales debe ser transparentes, con límites razonables que impidan que la política sea un negocio y no una actividad social colectiva. Se debe prohibir toda forma de financiamiento delictivo, lavado de activos, narcotráfico, terrorismo; debe exigirse que cumplan con realizar sus eventos colectivos estatutarios y con la formación ciudadana de sus militantes y activistas”.