Atención especial

La comunidad en su conjunto está con una enorme preocupación y de hecho seguimos pensando y dando pasos para obtener la mayor seguridad posible de nuestros hijos e hijas menores de edad.
Las primeras acciones se tienen que tomar en la casa, en el entorno del niño o niña. Tenemos que ser claros y directos con nuestros familiares y con nuestros vecinos. Si bien tenemos que apoyarnos todos, también tenemos que estar atentos a señales de riesgo cercano.
Una señora nos comentaba que tiene un hermano adulto que tiene problemas de alcoholismo y cuando visita su casa si ella tiene que salir y dejar solas a sus tres hijas, le dice a su hermano que está de visita que no se puede quedar y que regrese otro día de visita. Las hijas tienen la orden de no abrir a nadie, previa coordinación con su madre o padre.
Estando claras las reglas, nadie tiene porqué sentirse ofendido, muy por el contrario nos aliviamos y con esa sinceridad vamos eliminando situaciones riesgosas. Claro, que todo no es ciento por ciento seguro, pero tenemos que adoptar medidas de mayor protección a nuestros hijos.
Una vez en la casa con las reglas claras para todos, el tema del vecindario pensamos que también es muy importante, una reunión con los vecinos impulsado por las municipalidades que son las administradoras de las acciones de los vecinos, y tal parece que se han olvidado las autoridades de turno de esta función.
Cómo es posible en muchas zonas, ni se conocen entre los vecinos, ni tienen referencias de las personas que los rodean. Esto no se debe permitir, tiene que haber referencias básicas de los habitantes en las viviendas, lo que no significa para nada temas de la vida privada. Lo que se trata es de saber entre quienes nos rodeamos, eso es básico para la seguridad de todos.
Las municipalidades que tienen información de los predios tendrían que motivar la organización vecinal en comités, juntas u otros nombres, entre los vecinos, además del tema de seguridad, sobre otros aspectos que tienen que ver con el ornato (embellecimiento de las cuadras), la limpieza, salubridad, recreación, cultura, etc.
Todo en manos de los administradores ediles, de los gobierno locales, que su razón de ser es el vecindario para establecer lazos muy estrechos de coordinaciones por el desarrollo en general. Manos a la organización.

Comments are closed.