• Piden inmediata acción para terminar con desmanes
  • Actos son perpetrados por un grupo de ciudadanos del río Marañón y la cuenca del río Corrientes, declarados en paro nativo

agentes-fluviales
En carta dirigida al gobernador regional, Lic. Fernando Meléndez Celis, la Asociación de Agentes Fluviales de Iquitos, representada por su presidente, Armando Dávila Alvarado, le expresan su profunda preocupación por los desmanes que vienen cometiendo los grupos de pobladores del río Marañón y la cuenca del Corrientes, declarados en paro nativo desde hace más de un mes, donde los perjudicados son los tripulantes y pasajeros de las embarcaciones fluviales, en la ruta Iquitos-Yurimaguas y viceversa.

En la misiva se especifica que las embarcaciones están siendo asaltadas, secuestradas y saqueadas por verdaderos vándalos que se apoderan de toda mercancía de comestibles que transportan y que pertenecen a terceros. Lo peor, señalan que este secuestro a los tripulantes y maltrato a los pasajeros, lo perpetran “en estado de completa ebriedad…amenazando con machetes, retrocargas, antorchas, gasolina y pretenden hacer hundir o incendiar las naves si no paramos y les pagamos un cupo de hasta 5,000 soles”, señalan literalmente.

En otro párrafo indican: “Cabe señalar, señor gobernador, que en un Estado Democrático de Derecho Constitucional no se puede aceptar que un grupo mal llamado “nativos”, ponga en zozobra y en jaque a un gobierno regional y a sus autoridades civiles, policiales y militares”.

Finalmente, solicitan al mandatario regional, tomar las acciones inmediatas a fin de “evitar lo peor y un gran desabastecimiento en nuestra ciudad”.