• Delincuentes maniataron a sus víctimas para cometer el hecho delictivo

Una pareja de esposos de la tercera edad, fueron víctimas de la inseguridad que se vive en nuestra ciudad de Iquitos.
Cerca de las 7:30 de la mañana de ayer, cuatro delincuentes quienes se cubrían el rostro con una gorra y portaban armas de fuego, ingresaron con engaños a una vivienda ubicada en la calle Grau N° 1321, en el centro de la ciudad y a plena luz del día.
En el inmueble se encontraba don Raúl Reyna y la señora Ofelia Rodríguez Quiroz, ambas personas de 81 años de edad, a quienes tras amenazarles con unas pistolas, se llevaron la suma de 80,000 soles que había en una de las habitaciones de dicha vivienda y lo cual era producto de la venta de pollos de hace unas semanas.
Tras cometer el acto delictivo, los delincuentes amararon a sus víctimas e incluso a su hija, quien también se encontraba en el lugar, para luego darse a la fuga con dirección desconocida.
Tras este asalto, la hija de estas personas salió a pedir
auxilio, de pronto llegaron amigos y familiares quienes encontraron a la mujer de 81 años con una crisis nerviosa, por la que tuvo que ser llevada hasta una clínica local, para que sea estabilizada por los médicos que se encontraban de turno.
Según contó Nelly Reyna Rodríguez de Coriat de 64 años de edad, los sujetos se hicieron pasar como asistentes de la persona que lleva la contabilidad en la Pollería “Panda”. Tras tocar la puerta, que fue abierta por el señor Raúl, ingresaron a empujones y con una pistola amenazaron a su víctima. “Don Raúl, buenos días estamos viniendo de parte del contador ¿podemos pasar? y así pasaron, entonces uno de ellos me puso una pistola. Justo sale mi esposa y nos encañonan a los dos y nos llevan hasta una habitación vacía, allí nos amarraron de pies y manos, mi señora pedía que le suelten porque tenía que tomar su pastilla, pudimos haber muerto de un infarto ya que somos hipertensos, no les importó y al contrario nos decían muéranse, pasamos momentos de tensión, ojalá les capturen a estos delincuentes”, contó el agraviado.
Reyna Rodríguez (64) dijo que ella se percató del asalto cuando salía de su habitación para saludar a sus padres, “ahí me encontré con esos sujetos que me apuntaron también con una pistola, mientras que los demás buscaban en el cuarto de mis padres, se llevaron dinero en efectivo y todos los celulares, estamos en shock”, refirió.
Hasta el lugar de los hechos, llegaron agentes policiales del Área de investigación Criminal de la PNP para iniciar las investigaciones del caso. Fuentes policiales señalaron que la señora Ofelia, logró reconocer a unos de los asaltantes y se trataría de uno de los empleados de la pollería Panda, que hace unas semanas entró a trabajar en el negocio.

EL DATO
No sería la primera vez que los dueños de esta pollería son víctimas de asalto por parte de sujetos desconocidos. Hace unos meses el dueño del negocio fue víctima de asalto y los hampones se llevaron de su poder más de 2,000 soles. El caso nunca fue denunciado. (C. Ampuero)