Nuevamente los asaltantes hicieron de la suyas, justo a inicios de este mes de diciembre en donde empiezan las celebraciones de navidad y año nuevo. En donde además se mueve cantidad de dinero por estas fiestas.
Fue así que seis delincuentes fuertemente armados, el día de ayer cerca de las 7 de la mañana irrumpieron en un local de Inkafarma, ubicado en la avenida José Abelardo Quiñones, en el distrito de San Juan Bautista y apuntaron con pistolas a los tres trabajadores que se encontraban en dicho negocio.


Con palabras soeces y completamente encapuchados los asaltantes exigían al Químico Farmacéutico que le entreguen la llave y la clave de la caja fuerte en donde había la suma de 60 mil soles.
“Habían ingresado como si fueran clientes. A esa hora no había nadie para nuestra mala suerte. Uno de ellos me dijo que conocía a mi familia, sabia el nombre de mis hijas, el nombre de mi mujer, la dirección en donde vivo. Toda mi vida y mis movimientos sabían. Así que me dijo que me iba a matar si es que no les daba la clave de la caja fuerte. Y efectivamente no le podía dar porque no lo sabía. La clave lo maneja personal de Prosegur cada vez que vienen a retirar el dinero. Todo era un martirio, temía por mi vida y ningún cliente felizmente llego a esa hora, sino también les asaltaban. Empezaron a desesperase, era como veinte minutos que estaban dentro”, contó uno de los trabajadores.
Los delincuentes no pudieron abrir la caja fuerte, pero sí lograron llevarse 15 mil soles que había de la venta del día anterior. Además se llevaron las billeteras, celulares y otros objetos de valor de las víctimas.
Tras cometer el asalto, los hampones dejaron a los trabajadores amarrados de manos y pies. Se llevaron la memoria de las cámaras de seguridad y huyeron en motos de alto cilindraje con dirección desconocida. En todo momento el local estaba abierto y nada hacía presagiar lo que ocurría dentro. Cerca de las 8 de la mañana una señora se acercó a la farmacia para comprar medicinas y se dio con la sorpresa que no había nadie. Luego escuchó voces pidiendo auxilio dentro del negocio. Se sorprendió y se asustó, pero los trabajadores le dijeron que no se preocupara. La mujer ingresó al segundo compartimento y encontró a las víctimas maniatadas, luego procedió a desatarlas uno por uno, quedando cada una de ellas libres.
Los agraviados llamaron a la policía y llegaron hasta el lugar del asalto. Agentes de la Oficina de Criminalística, llegaron hasta la farmacia para levantar las evidencias y huellas que dejaron los sujetos.
Entre tanto, personal del Departamento de Investigación Criminal inició las investigaciones respectivas. Se supo que ya tienen en su poder parte del material fílmico en donde se observa a los asaltantes haciendo sus fechorías. La policía esta tras los pasos de los hampones y su captura es inminente.

Artículo anteriorMaestros del Putumayo realizaron vigilia para exigir pago de sus sueldos
Artículo siguientePortada 05/12/2022