• Obra artística requirió más de 1300 placas de madera muerta y representa la fuerza de los pueblos amazónicos.


Ayer, 24 de junio, en el día central de la fiesta patronal de San Juan se presentó la escultura de “la mano con el juane”. Una obra artística de 15 metros ubicada en la plaza Quiñones, en el distrito de San Juan Bautista en la ciudad de Iquitos.
En ese contexto, Diario La Región se hizo presente en el lugar para conversar con dos de los artesanos que trabajaron en el proyecto, para el cual se necesitaron más de 1300 placas de madera muerta o, dicho de otro modo, de árboles que ya se encontraban caídos. Lo que la convierte en una pieza artística amigable con el medio ambiente.
Así lo manifestó Alfredo Suárez (54), quien nos cuenta que se trata de un trabajo sumamente cuidadoso en el cual se debe colocar y tallar placa por placa. Las labores duraron cerca de cuatro meses y se utilizaron árboles como Shihuahuaco, palisangre, moena negra y moena amarilla; que poseen una madera dura que soporta a la intemperie y a las extremas condiciones climáticas de la selva peruana.
Del mismo modo, comentó que la escultura posee un gran concepto, pues el brazo significa la fortaleza del hombre y la mujer amazónica, la palma de la mano representa al pueblo amazónico, los dedos representan las instituciones que gobiernan a los diferentes pueblos y el juane simboliza la cultura y las costumbres que enaltecen al pueblo amazónico.
Don Alfredo nos cuenta que lleva trabajando como artesano desde los 20 años. El viene desde la región de Junín, pero ya lleva varios años viviendo en Iquitos y confiesa que se ha “enamorado” de la Amazonía. Es por ello que hoy su objetivo es contribuir a preservar las especies de flora y fauna.
“Me dieron una pasantía a México y estando allá me recomendaron conocer el CREA (Centro de Rescate Amazónico), y para mí fue una inspiración ver los trabajos para la conservación de flora y fauna que se realizan”, declaró el artista.
Y es que, aparte de su trabajo como escultor, Alfredo Suárez cuenta con proyectos personales que espera, sean del interés de las autoridades e instituciones, pues ha diseñado una serie de cuentos y material didáctico para niños enfocados en el medio ambiente y el aprendizaje sobre las diferentes especies de flora y fauna.
Otro de los talentosos artistas que trabajaron en la “mano con el juane”, es el señor Fernando Yahuarcani (59), quien es originario de la localidad de Pebas, en la provincia de Mariscal Ramón Castilla. Don Fernando viene de cuna de artesanos, ya que su padre y su madre se dedicaron a esta profesión y él, desde muy niño, los apoyaba en sus labores diarios. Asimismo, es descendiente de dos pueblos originarios, de parte mamá es witoto y de parte papá es kukama.
“Me gusta trabajar con madera muerta o reciclada que recogemos, limpiamos, lavamos, tiene un proceso de hacer y armar como si fuera un rompecabezas. Es muy bonito y considero que estoy apoyando a la conservación del medio ambiente”, declaró.
Yahuarcani señaló que existe un proyecto por parte de los artesanos para construir una escultura de 25 metros en la entrada al aeropuerto Coronel Francisco Secada Vignetta, la obra consta de una familia kukama que daría la bienvenida a Iquitos. Sin embargo, afirmó que para ello hará la falta la voluntad política de las autoridades entrantes.
En esa línea, aprovechó en pedir que no descuiden trabajar por la cultura, pues otorga una gran posibilidad para explotar y fomentar el turismo. “No escucho a los candidatos mencionar el aspecto cultural y turístico, la Amazonía debe ser como Cusco, debemos apostar por ello, pero que no sea una simple alternativa sino algo concreto, presente y vivo”, opinó. (A. Padilla)

Artículo anteriorSe fue la fiesta de San Juan y se acerca San Pedro y San Pablo
Artículo siguienteAgentes de la Comisaría 9 de Octubre interviene en flagrancia delictiva a sujeto por robo agravado