• Directora de la UGEL Nauta, Zenith Becerra Khan, tras no dejarla ingresar a la sede educativa.
  • Indicó que quienes protestan no son maestros y quieren desbaratar las denuncias de desfalcos que hizo.
  • Señaló que los protestantes no investigan al ex director Navarro que debe más de 20 rendiciones y nunca ha rendido nada.

 

Una protesta en el frontis de la sede de la Unidad de Gestión Educativa-UGEL Loreto-Nauta, se mantiene desde esta semana y la tarde de ayer tuvo un momento crítico cuando la directora Lic. Educ. Zenith Liceira Becerra Khan, intentó ingresar a su despacho acompañada de personal de la Fiscalía y Policía de Nauta que le prestaban garantías de seguridad.
“Definitivamente aquí se están moviendo muchos intereses de personas que siempre se han entronizado en la Ugel (Nauta) a desfalcar los recursos del Estado”, fueron sus primeras declaraciones luego que se retiraba del frontis de la sede educativa donde un grupo de la asociación de motocarristas lanzaba arengas desde un motocarro donde estaba instalado un equipo de sonido.
Becerra denunció que hay personas que pagan a muchas otras que viven del chantaje. “Esas personas que están ahí (en la protesta), no son maestros. Son personas que no tienen nada que ver con Educación”.
Agregó, “Lo que sucede es que como el anterior director y la anterior gestión tienen graves denuncias de desfalco que nosotros hemos denunciado ante la Contraloría, ante el Ministerio Público. Entonces lo que quieren es desbaratar todo”.
Sobre la supuesta rendición de viáticos de su persona con facturas falsas, “lo que sucede es que el 2016 yo me fui a un plan de salida, y rendí mis gastos de viáticos. Entonces, estos señores que son los mismos del 2016, cuando me sacan en el 2017, cuando yo retorno sacan esa rendición. Solamente a Zenith Becerra le investigan, pero al señor Navarro (exdirector) que debe más de 20 rendiciones, que nunca ha rendido nada, ha dado fondos por encargos a él no le pasa nada”, justificó.
Respecto al retiro en su actual gestión del personal de Contraloría, explicó, “al señor Martín Pezo Ríos era un cargo de confianza y como él no ha accionado ante la corrupción que hemos encontrado y los desfalcos, lógicamente como directora estaba dentro de mi función decirle hasta aquí nomás”.
Lo tildó de cómplice. “El señor ha estado ocho años y como encargado solo puede estar tres años, nada más, y el señor ha callado en todos los idiomas los desfalcos en la Ugel”.
Dijo que esta situación han informado a la Contraloría y hay también denuncias contra el señor Martín Pezo porque según la directora se fue dándose sus vacaciones, hizo abandono de cargo y no ha firmado asistencia como personal de la Ugel.
En relación a este punto, existe el Oficio Nº00120-2019-CG/GRLO, de fecha 07 de febrero de 2019, que respecto al personal de la Contraloría retirado de la UGEL Nauta, Martín Pezo Ríos, señala que la culminación de la encargatura del jefe del Órgano de Control Institucional es potestad exclusiva y excluyente de la Contraloría General de la República, por ende, corresponde a su despacho adoptar las medidas necesarias orientadas a subsanar esta situación y garantizar la continuidad del ejercicio del control gubernamental.
En este oficio le dan un plazo de tres (3) días hábiles para subsanar lo actuado y se entiende se brinden las facilidades para el desempeño de sus funciones a Martín Pezo. Firma el oficio el gerente regional de control (e), de la Gerencia Regional de Control de Loreto, Cristian Sulla Aybar.
(Diana López M.)