• Maleza cierra vía a los escolares y madres que tienen que ir hasta el centro de salud. 

El Apu Romel Púa Pizango, utiliza seis días para venir hasta Iquitos y seis días para retornar hasta San Lorenzo y de ahí a su pueblo Cahuapanas, asentado en la provincia de Datem del Marañón.
Sin embargo, hace todo ese esfuerzo porque su pueblo necesita de herramientas para cultivar la vía de acceso a los colegios de inicial, primaria y secundaria, así como la posta de salud hasta donde llegan las madres y niños en busca de pronta atención.
“Por la zona somos 800 habitantes he venido hasta el gobierno regional para solicitar herramientas de trabajo que nos permitan descongestionar la maleza de la vía de acceso que lleva a nuestros hijos a sus colegios, y por donde las madres y los niños van al centro de salud o al Reniec.
Queremos hacer con esas herramientas un camino comunal que actualmente está en malas condiciones y más bien es un peligro para la población porque se tiene que caminar por ahí y algunos animales podrían morder a la gente. Queremos sacar toda la maleza y que el camino quede bien limpio y seguro.
Estoy esperando acá y me han dicho que me van a atender, así que espero que sea una respuesta positiva porque vengo desde bien lejos en bien de mi pueblo”, concluyó el joven comunero.