Ante inundación puentes “peatonales prefabricados” podrían ser alternativa a despilfarro de madera

  • Además vecinos muchas veces se quejan de su fragilidad.FOTO puentes en inundación 2 FOTO puentes en inundación

Desde hace varias décadas, las quejas de siempre y las soluciones inmediatistas, que a la larga son costosas para las arcas del Estado, y menos funcionales para los usuarios. Se acerca la temporada de inundaciones trayendo consigo las demandas de construcción de puentes de acceso de madera como todos los años, que luego de utilizarse se desechan, o dependiendo de su grado de deterioro, lo vuelven a usar.
Las zonas afectadas se ubican en zonas bajas, cercanas a la ribera de los ríos que acordonan la ciudad de Iquitos, y que por estos meses inician la repartición de solicitudes a los municipios, incluido gobierno regional para la construcción de puentes peatonales de madera. El pedido incluye también dotación de clavos y en ciertos casos otros adicionales para el proceso de construcción.
Durante este proceso es común escuchar las quejas de los dirigentes y pobladores en el sentido de que el maderaje no llega, que ya están sobre el agua; y que cuando llega no es madera de la calidad recomendada para este tipo de construcciones, o en su efecto, callan, porque es un “regalo” y se limitan a construir con lo que tienen.
Las autoridades ediles principalmente “todos los años se ponen en apuros” para conseguir la madera, los clavos, el costo del transporte, y otros gastos logísticos que acarrea. El gobierno regional hace lo propio a través de la oficina regional que atiende estos eventos de la naturaleza.
Sin embargo, han pasado tantos años que hasta ahora no hay una propuesta sería y de largo plazo en lo que a esta situación emergente se refiere. Así como la posibilidad de proyectar la construcción de puentes peatonales prefabricados de un material resistente, seguro y estéticos para estas zonas inundables. Y que pasado el evento natural sean almacenados hasta la próxima crecida de los ríos.
Estéticos, porque hasta en nuestra “desgracia” o realidad amazónica que representan las inundaciones que llegan hasta las viviendas, somos atractivos para los turistas, pero, tendríamos que mejorar nuestra oferta visual; y proyectar la posibilidad de realizar city tours por las calles de las zonas inundables sin que esta situación alcance sentimientos de lástima a los visitantes, sino, un ejemplo de cómo sobrevivir con prevención, seguridad y belleza, frente a los fenómenos de la naturaleza. (D.López)

Comments are closed.