Amplían investigación por presunto delito de contaminación y atentado contra los bosques y formaciones boscosas en el llamado “cementerio Covid”

  • Investigan por presunta deforestación de media hectárea en zona de amortiguamiento de reserva nacional Allpahuayo Mishana.
  • Funcionarios que no asistan a declarar serán llevados de grado o fuerza.

En esa posición estaría el ex gerente del gobierno regional Danilo Tello, el director regional de salud y el gobernador de Loreto Elisbán Ochoa, aunque el último ya ha hecho llegar un oficio pidiendo una reprogramación en el segundo llamado hecho por la fiscalía especializada en materia ambiental.
Como es de público conocimiento, los familiares de los sepultados en el cementerio covid colocaron una denuncia de parte en cuanto a que habría contaminación en el lugar, producto del entierro de unas 400 personas en esa zona.
Frente a ello el ministerio público abrió investigación y solicitó que asista in situ el equipo forense en materia ambiental de Lima para realizar la toma de muestras a fin de determinar si existe contaminación que discurre por el agua del cementerio.
Las muestras fueron llevadas a Lima y luego serán evacuadas con el informe pericial correspondiente. Igual tendrá que hacerlo la Autoridad Nacional del Agua y la Autoridad Local.
Gracias a informe técnico del Sernanp e informe técnico de la unidad de monitoreo y geo-referencia satelital, las autoridades han podido determinar que el cementerio covid se encuentra dentro de la Zona de Amortiguamiento de la Resera Nacional Allpahuayo Mishana, con lo cual han acreditado que el cementerio está dentro de la zona natural protegida. Un asunto grave, sin duda.
También han verificado que hubo tala de árboles para hacer ese cementerio. Existe un informe del ingeniero adscrito a la fiscalía especializada en materia ambiental, justamente de la unidad de monitoreo; quien indica que hubo el 0.6 de hectárea (media hectárea) deforestada.
Por lo que el caso se estaría complicando para los que participaron en ese apresuramiento mortal, ya que inicialmente la denuncia fue interpuesta por presunta contaminación y ahora la fiscalía estaría ampliando investigación por los presuntos delitos de atentado contra los bosques y formaciones boscosas.
“¿A quién se le ocurre construir un cementerio en la zona de amortiguamiento de la reserva nacional, un área protegida?” puntualizan algunos.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email