Alumnos de la UNAP y UCP inauguraron módulos de “Tierra de Niños” en el caserío Gabriela Núñez

  • “Se requiere la priorización de los temas de interpretación ambiental en los caseríos”, ingeniera Giorly Machuca Espinar.

Con el fin de mejorar los escenarios paisajísticos y generar el compromiso real de los actores directos, alumnos de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana y de la Universidad Científica del Perú, acaban de implementar los módulos de “Tierra de Niños” (TINIS) o “Espacios de Vida” en el caserío Gabriela Núñez, ubicado en el sector de Masusa.
Con este espacio no solo buscan promover la conservación sino generar beneficios económicos gracias a la mejora de los escenarios paisajísticos, el manejo de los residuos sólidos, teniendo en cuenta que el caserío es parte del Corredor Ecoturístico del distrito de Belén, lo cual da la lectura que es un ejemplo que los actores directos den a conocer y que están comprometidos con la mejora de sus áreas.
La ingeniera Giorly Machuca Espinar, de la facultad de Agronomía de la Escuela de Ingeniería en Gestión ambiental de la UNAP, refiere que el proyecto se inició desde el año pasado cuando fueron a realizar sus primeras actividades del curso de prácticas pre profesionales I, “Ahí conocimos el trabajo que venían realizando nuestras egresadas en la ONG Water Missions, y desde allí nos comprometimos con la población y vamos a continuar incrementando las TiNis Hogares, hasta convertirlo con el apoyo de la población en un caserío ecológico y así poder dar a conocer que se requiere la priorización de los temas de interpretación ambiental en los caseríos”, explica.
Asimismo, indica que buscan convertir al caserío Gabriela Núñez en un área ecológica modelo, donde las personas internalicen que el potencial está en la conservación de sus área y recursos naturales sobre la base del ecoturismo
“Tenemos el proyecto de talleres de Interpretación Ambiental y la Implementación de la Metodología TiNis o EsVi en los Centros de Atención Residencial del INABIF, en el Sagrado corazón, República de Venezuela. Por el momento vamos a iniciar con los colegios Claverito y Petronila en este mes de agosto. El trabajo es ejecutado por los estudiantes de los cursos a mi cargo en cada semestre y por el voluntariado “Escuadrón verde”, integrado por estudiantes de las carreras profesionales de Ingeniería Ambiental, Sistemas, Forestales de la UNAP y Comunicación de la UCP”
Indica que es importante mencionar que todo ello es un trabajo en equipo ejecutado junto al voluntario profesional de la JICA por la licenciada Shota Tanaka, estudiantes y egresados de la carrera de Ing. Ambiental.
“Estamos realmente encantados por realizar esta proyección hacia las comunidades, porque de esa manera se está logrando que los futuros tomadores de decisiones sean más sensibles, comprometidos y empoderados con la problemática socio ambiental y que no solo busquen su mejora de calidad de vida, sino también que sean profesionales que ayuden a las poblaciones a convertirse en nuevos agentes de cambio empoderados y con iniciativas inclusivas en el aspecto social, ambiental, económico y político”.
Sin olvidar que estas actividades ayudan a fortalecer las habilidades blandas (Soft skills) y habilidades duras (Hard skills) de los niños, niñas y jóvenes, que son los integrantes del colectivo beneficiario. (MIPR)

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email