• Señalan dirigentes de la comunidad “Huacrachiro” quienes llegaron hasta Iquitos para hacer la denuncia. 

Al burgomaestre de la mencionada comunidad Gino Eugenio Taricuarima Shahuano, lo denunciarán por el presunto delito de usurpación y abuso de autoridad, puesto que según el ex agente municipal de la comunidad, William López Ijuma y el Apu James Pérez Pacaya, el alcalde acompañado de otras autoridades locales como el sub prefecto Francisco Hidalgo Pezo, y el juez de Paz Juan Murrieta Huaynacari, tratan de obviar el reconocimiento de la comunidad nativa que les hizo mediante resolución el ministerio de agricultura, persiguiendo que se anule esa denominación para convertirla en una comunidad campesina.
Ayer se pudo dialogar brevemente con el ex agente municipal William López y con el Apu James Pérez. “A mí el alcalde me dio una resolución de Alcaldía reconociéndome como agente municipal y luego me la quita para dársela a otro. Él es ajeno al reconocimiento de nuestra comunidad nativa que nos dio el ministerio de agricultura. Hoy el agente municipal de “Huacrachiro” es Marcos Ricopa Salas, un campesino de ahí. Lo que quieren es desconocernos como comunidad nativa y nosotros no lo vamos a permitir”, expresó el ex agente.
Mientras que el Apu de la comunidad nativa en cuestión, denunció que un grupo campesino que no tiene ni la documentación, ni el reconocimiento del ministerio de agricultura, pretende arrebatarles su denominación de comunidad nativa.
“Acá hay dos pretensiones por parte de ellos, el de parcelar el bosque de conservación que tenemos, para la venta de madera. Y la otra figura es que al alcalde no le conviene el tema organizativo porque no se ve su presencia de manera continua en el distrito.
Quieren parcelar para según ellos, cada quien tenga un Lote de terreno de manera personal o familiar para poder vender su madera. Y eso no les conviene, no hay que olvidar que allá está la empresa petrolera Gran Tierra, entonces hay que hacerse la idea de lo que ha pasado en Saramuro, donde las comunidades organizadas les pedían dinero. Nosotros somos lo contrario, lo que pedimos es que respeten nuestra comunidad nativa que ha sido reconocida por el ministerio de agricultura.
Además, allá está una empresa de fachada conservacionista “Amazon Renford Consetion Sac, a la que el Estado le ha dado 85 mil hectáreas por 40 años, le han dado sin tener en cuenta que ahí vivimos seres humanos, dueños ancestralmente de esos territorios. Ahí nos dimos cuenta que nunca hemos sido dueños de nada, solo del armazón de nuestra casa y lo que hay adentro, el territorio al parecer no nos pertenece.
En realidad, lo que pasa allá es que hay una empresa que cuenta con maquinaria del señor Nixon Ríos Yáñez, acompañado de un pastor, que son los que vienen transformando la madera, ellos promueven que se llegue a anular nuestra resolución de comunidad nativa entregada por el ministerio de agricultura. Están deforestando nuestro territorio”, contó el Apu.