Alcalde de Morona toma agua contaminada y viceministro lo rechaza

  • Accidentada reunión de alcaldes del circuito petrolero y viceministro

Víctor Raúl Pérez Ramírez, alcalde de la Municipalidad Distrital de Morona, capital de Puerto Alegría, Datem del Marañón, hizo abandono de la reunión que se realizó ayer en las instalaciones del IIAP en la que se realizaba el Diagnóstico de Cierre de Brechas del Circuito Petrolero con la presencia del viceministro de Gobernanza Territorial, adscrito a la Presidencia del Consejo de Ministros, Arquitecto Raúl Molina, en protesta por la falta de cumplimientos de compromisos
Es el Estado, representado por sus ministros y funcionarios los que vienen alargando la ejecución del plan de trabajo con una serie de pretextos, como una forma de impedir que las necesidades que se identifiquen sean incluidas en la ley general de presupuesto del Estado, de tal manera que los talleres y mesas de diálogos programadas para definir las mismas se han desarrollado de manera apresurada e improvisada, lo que impidió conocer las reales necesidades y lo que se requiere para resolver tantos problemas derivados de la explotación petrolera.
Esa explotación, que tanto perjuicio causa desde hace más de cuarenta años a todos los pueblos ubicados en dicho circuito petrolero y cuyas poblaciones ya se cansaron de tantas promesas, hasta ahora incumplidas, tienen que ser atendidas por el Gobierno, somos parte del Estado Peruano, por nuestro territorio pasan las tuberías del oleoducto nor-peruano
En un momento de la reunión y para demostrar que no son caprichos, sino necesidades reales en materia de salud principalmente, así como saneamiento, el referido burgomaestre tomó una muestra el agua contaminada con petróleo para que comprueben los funcionarios los efectos que en pocos momentos puede causar su ingesta e invitó al viceministro a hacer lo mismo, cosa que ciertamente el funcionario no quiso hacerlo por temor a las consecuencias. Esta es una muestra del agua contaminada con petróleo que toman nuestros pobladores señores, dijo el alcalde.
Esta reunión también contó con la presencia de los 25 alcaldes entre distritales y provinciales del circuito petrolero y del gerente del Gore-Loreto Danilo Tello. Todos asistentes, todos prometen pero no cumplen con las promesas y la población se siente burlada. El viceministro no se atreve a tomar el agua contaminada, nosotros sí lo hacemos por necesidad, aunque pongamos en peligro nuestra salud, indicó la autoridad, Esa es la razón de la molestia, de la indignación de nuestra población. A la reunión no tuvo acceso la prensa local.
Como consecuencia del derrame del 07 de febrero del 2016 por el rompimiento de un tramo del Oleoducto Norperuano, que fue considerado como el derrame petrolero más grande ocurrido en América Latina que perjudicó la salud de los habitantes de 22 comunidades nativas del río Morona, se firmó el convenio tripartito en febrero del 2019,entre el municipio de Morona, el Programa Nacional de Saneamiento Rural del ministerio de vivienda y la empresa Petroperú, mediante el cual se ejecutarían obras por impuestos en los rubros de agua y saneamiento para todas las comunidades afectadas.
En la ley del presupuesto del año 2020 se aprobó la ejecución de obras por un moto de 18 millones de soles. Lo cual no se concretó, La indignación de los pobladores se basa en la preocupación porque dichas obras recién se ejecutarían en el mes de julio del 2021, a pesar que ya están presupuestadas para el presente año, así lo demuestra el acta informativa del programa nacional saneamiento rural firmada 2l de diciembre 2019. Las poblaciones ya no creen en estos compromisos, los representantes del gobierno no saben las condiciones del agua que tienen que consumir los pobladores como consecuencia de la contaminación.
En un instante para lo cual mostró una botella con agua contaminada, parte de la cual fue tomada por el burgomaestre en presencia de todos los asistentes y los invitó a que se atrevan a beber dicha agua para que sepan y conozcan las consecuencias que causan su ingesta de manera casi inmediata en perjuicio de quienes la consumen. También mostró su incomodidad por el accionar de los funcionarios del Ministerio de Educación-Programa Nacional de Infraestructura Educativa Pronied, quienes obstaculizan el avance del saneamiento físico legal de los terrenos para nuevos locales escolares.
Estamos descontentos porque los funcionarios no conocen nuestra realidad, no conocen la topografía y geografía de nuestra región, donde los terrenos no son planos ni firmes como en la costa y sierra, ya que son sinuosos, deleznables, fofos, y en muchos casos terminan en barrancos donde es difícil efectuar todo tipo de construcciones, no conocen nuestra realidad, somos un territorio diferente, pero pertenecemos a un mismo país y merecemos un trato igualitario, dijo el también presidente de la comisión nacional de desarrollo fronterizo y alcalde de Morona.
Por estas y otras razones que parecen no ser entendidas por los representantes del gobierno central, es que hizo abandono de la reunión porque consideró injusto el trato de los gobernantes para con un distrito de cuyas profundidades extraen el petróleo, como el Lote 64, por cuyo territorio también atraviesa parte del Oleoducto Norperuano y parte del Oleoducto tramo 1, además de la estación de bombeo número 4 Fernando Rosas de Petroperú, y pese a ello no recibe las retribuciones que por justicia les corresponde, finalizó diciendo el alcalde del distrito de Morona, Víctor Pérez Ramírez.

2 thoughts on “Alcalde de Morona toma agua contaminada y viceministro lo rechaza

  1. Juan Vázquez lopez 17/01/2020 at 12:46 pm -

    En cierta parte tiene razón el estado no conoce la realidad de como viven, pero es mentira que todos tomen agua contaminada además el lote 64 todavía no produce ni una gota de crudo es un mentira.

  2. No se toma agua contaminada por que se lo yerbe, tuve la oportunidad de estar por ahí el 2019, y cuesta mucho estar comprando agua, son pocos los que tienen la bendición de tener pozo perforado y para hervir el agua también es gasto de consumo de gas, el resto de la población y los demás hermanos de las comunidades toman agua de las quebradas o ríos. Lamentable.