Hace varias décadas cuando se empezó a visualizar la construcción de la carretera Iquitos – Nauta, se pudo constatar que una pieza fundamental era la construcción del puente que tenemos sobre el río Itaya, aunque nos parece debió tener mejor estética, es al fin un puente, el que nos permite conectarnos con Nauta.
Si recordamos, cuando se empezó a construir no todos los tramos de la carretera fueron ejecutados al mismo tiempo, la misma carretera tuvo sus tramos y sus enormes problemas por juicios por corrupción donde civiles y militares fueron a parar a la cárcel por buenos años, incluyendo al supervisor “fantasma” de la obra que no vio casi nada, de lo mal que estaban construyéndola.
Recordamos que cuando fuimos en uno de esos viajes medio aventurados por la carretera trazada más no asfaltada, era un verdadero martirio para las nalgas y las espaldas, pero con pesar y todo era satisfactorio ver como el puente avanzaba en su construcción.
Llegamos hasta donde más se podía entre fierros entrecruzados y todavía la carretera, pista asfaltada de la ruta Iquitos – Nauta todavía estaba en el proceso constructivo, en las etapas que esto significaba por la magnitud de la obra, ojo que no estamos hablando de las irregularidades que se cometieron, solo de las partes en las que se construyó.
En ese entonces llegar al final del puente también era encontrarnos con la vegetación y algunos vivientes que como buenos montaraces desde siempre habitaban por la zona. Vale decir que nuestra selva no es deshabitada como algunas teorías nos quieren imponer, por lo que llegar al otro lado del río Nanay, actualmente no tiene que sorprender que falta otro tramo y que es posible que el trazo pase por predios.
También recordemos que cuando se inició la construcción desde la parte de Bellavista Nanay, unas treinta viviendas fueron compradas por la empresa encargada o por el Estado, no lo tenemos claro, pero sí fueron vendidas, ya que la necesidad pública también obligaba.
Así al final del puente sobre el río Nanay quienes pensaron encontrar una carretera afirmada o pista asfaltada, deben tener en cuenta estas historias recientes, para evitar ridiculizarnos a todos mundialmente, porque con el sistema de internet globalizado todo el planeta comparte simultáneamente. Mas prudencia y seriedad nos viene mejor a todos.

Artículo anteriorREMATES
Artículo siguienteInconstitucionalidad de la forma y modo del habeas corpus