• Señaló el Abog. Jaime Meléndez, catedrático de la UNAP.

 

Al profesional se le preguntó por la coyuntura en torno a la detención preliminar de la lideresa de Fuerza Popular, también por la “ley Fujimori” y otros.
“Debemos hacer una reflexión en cuanto a que la corrupción ha estado presente desde el inicio de la época republicana y la red de corrupción siempre la ha tapado. Recordemos que antes había el “borrón y cuenta nueva”, pero ahora la tecnología ha hecho que esto cambie completamente.
Ahora nos enteramos de situaciones escandalosas, ya no queda nada en secreto. Los operadores de justicia tienen que actuar de acuerdo a las necesidades de la población, al cuidado del erario nacional.
Pretender politizar un tema de interés jurisdiccional e investigación del ministerio público, es querer “tapar el sol con un dedo” y eso no puede ser. Ahora hay una plataforma de investigaciones que se viene haciendo en Brasil, todo esto ha hecho que las investigaciones de los operadores judiciales tengan mayor solidez en sus decisiones.
No se puede decir alegremente que es una persecución política, sino que hay fundados elementos de convicción que están apareciendo con datos que deben investigarse minuciosamente a nivel jurisdiccional, y en ese caso la fiscalía asume el rol de persecutor del delito”, opinó Meléndez Aspajo.
¿Qué le dice su experiencia como abogado, de la detención preliminar puede pasar a una prisión preventiva?
-Hay un mal precedente del caso Ollanta y su esposa Nadine, donde el Tribunal Constitucional ha considerado como un fundamento jurídico el interés superior del niño. Tienen niños y les revocaron.
¿Y qué pasa con los niños cuyos padres y madres están en las cárceles del Perú?
-Es por eso que se debe hacer una revisión masiva de lo que ocurre en los penales. Ahora se está gobernando para un grupito, sacan leyes para ellos y no hay beneficio para la población.
¿Cómo la “Ley Fujimori?
-Así es. Cuánta gente en estado terminal sigue en los penales, con más de 80 años y el congreso nunca hizo nada y ahora sí. Mientras todo esto ocurre, la gasolina sube, la falta de trabajo va en aumento, etc.
Mientras que el interés en el debate parlamentario sirve a grupos de poder y no para la población. Y a veces algunos aplauden todo eso. Se espera que el poder judicial asuma el rol que le corresponde de manera imparcial y el ministerio público tenga el apoyo logístico en las investigaciones a fin que sea minucioso y contundente.