• Menor de un mes de nacido no contaba con signos vitales cuando era trasladado al seguro

Están preparados para todo. Un grupo de agentes policiales de la comisaría 9 de Octubre, entre ellos el técnico de tercera Herman Klug Guerrero, logró salvar la vida de un niño de un mes y 13 días de nacido.
El hecho ocurrió cuando el agente policial junto a su colega, fueron alertados a través de una llamada telefónica para que se dirigiesen hacia el pasaje Eliseo Reátegui, ubicado en el asentamiento humano Eliane Karp, en el distrito de San Juan Bautista, lugar donde se encontraba el menor con signos muy débiles de vida, que no se movía, ni lloraba.
Los efectivos policiales encontraron en la vivienda a la señora Susana Camacho Fernández de 26 años de edad, quien tenía en sus brazos a su hijo y fue ella quien había solicitado la presencia de un patrullero para trasladar a su hijo hasta el Seguro.
De inmediato los agentes policiales procedieron al traslado del menor y a su madre, hasta el hospital III de EsSalud, durante el camino la madre empezó a llorar viendo que su hijo no presentaba signos de vida, tampoco respiraba; por lo que el agente policial Herman Klug, procedió a brindarle los primeros auxilios, dándole respiración boca a boca y procediendo a flotarle muy suavemente parte del abdomen.
Minutos después, el menor comenzó a dar su primer llanto y abrir sus ojos, el niño nuevamente había sido reanimado por el efectivo policial, por lo que llegando a EsSalud procedieron a ingresar a la sala de emergencia, en donde fue atendido por los médicos de turno, diagnosticando para el menor “insuficiencia respiratoria aguda”.
Dicho niño que prácticamente fue salvado por el agente policial, quedó internado en la sala de Trauma Shock para su pronta recuperación.
(C. Ampuero)