*Declaró presidente de la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura-ODECMA.

Así lo manifestó el Dr. Javier Sologuren, antes de concluir el presente año, haciendo un breve balance de lo actuado en su oficina de control.
“Nuestro trabajo siempre se ha mantenido en alerta para advertir posibles actos de corrupción y actuar con celeridad frente a ellos. Es así que en el presente año sí hemos combatido algunos focos de corrupción por lo que hemos dispuesto suspensiones, así como pedidos de destitución tanto para magistrados como para servidores que cruzaron la línea de la honestidad.
En el caso del ex magistrado Alexander Rioja, algunos piensan que fueron benévolos con él, siendo que a trabajadores de menor nivel sí los sancionaron…
-Él tiene más de seis pedidos de destitución. No está en funciones actualmente y sigue suspendido de manera indefinida. Si bien es cierto, uno llegó al Consejo Nacional de la Magistratura que dispuso sanción menor a la destitución, ello no implica que sea repuesto, sino que tiene que culminar los demás procesos que tiene pendiente ante el CNM y ante el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial.
Acá hemos demostrado que no impera la ley del “otorongo no come otorongo”, acá se mide a todos con la misma vara. Siempre estamos alertas para revertir las cosas negativas que denuncian los ciudadanos y también los periodistas, quienes nos ponen al tanto de algunas inconductas funcionales para poder atacarlas de raíz.
Finalmente, ¿qué opina del indulto a Fujimori?
-En el aspecto político nos mantenemos al margen, nuestra labor es de carácter jurisdiccional. Son decisiones políticas que competen ser analizadas por el ejecutivo y el parlamento.