– Fue adjudicada en diciembre de 2006 mediante convenio con la Organización de Estados Iberoamericanos

– Ciudadanos de Yurimaguas exigen que se investigue hasta el final el motivo por el cual quedó inconclusa la obra.

“La vida te da sorpresas … sorpresas te da la vida”, dice la vieja salsa, haciendo que esta frase caiga como anillo al dedo, cuando hoy se conoce las notificaciones de la Policía Judicial de Yurimaguas tanto para el ex presidente regional de Loreto Robinson Rivadeneyra Reátegui, así como para el actual presidente regional Iván Vásquez Valera, a fin de que comparezcan ante el Primer Juzgado Mixto de la Provincia de Alto Amazonas – Yurimaguas, que despacha Julio César Aquino Medina, a rendir su respectiva manifestación por una denuncia penal que data desde el 20 de julio del año 2009.

Presidente y ex presidente regional juntos en investigación del Ministerio Público por obra abandonada.

Presidente y ex presidente regional juntos en investigación del Ministerio Público por obra abandonada.

 

Se trata de la Instrucción Nº 2009-0193-221602-IX-01-P, seguida contra el anterior y el actual jefe de pliego del Gobierno Regional de Loreto, mas los consejeros regionales y otros, por los presuntos delitos Contra la Administración Pública – Colusión Desleal y otros en agravio del Estado Peruano. Primigeniamente el caso había sido archivado, pero ante un Recurso de Queja presentado ante la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), ésta dictaminó la reapertura del proceso.

 

Rivadeneyra Reátegui, en compañía de su abogado Juan Manuel del Águila Cárdenas, rindió su manifestación el lunes 5 de setiembre, echándole la culpa de todo al actual presidente Ivan Vásquez Valera. No solamente están involucrados Rivadeneyra y Vásquez, sino también los siguientes consejeros regionales Noé Victoriano Malpartida Sánchez (recientemente fallecido), Flor Norma Aranzábal Durand, María Giannela Curto Lloja, Ángel Charpentier Saldaña, Silvia Ruiz Peña, Taly Madrid Inuma Taminche y Francisco Flores Barboza. Así mismo, están inmersos en el proceso: Nahun Terán Ayay,  Heber Oliva Cachay, Alejandro Arístides de Águila,   Luis Venancio Arévalo Vásquez y  Zenobio Murayari Caritimari, quienes -a su turno- fueron gerentes de la sub región de Alto Amazonas.

 

En la denuncia formulada se pide incluir a Gúnter Sánchez Macedo de la Gerencia Sub Regional de Obras Alto Amazonas  y a los representantes de la Empresa Constructora “Consorcio JBG Y Asociados”, principalmente a Denis Panduro Noronha, quien fungía de ser un ejecutor todopoderoso de la obra. Todo esto viene sucediendo porque el Consorcio JBG y Asociados, en complicidad con autoridades y funcionarios del Gobierno Regional de Loreto, en la práctica abandonaron  la obra de “Asfaltado de la calle Mi Perú” entre los Asentamientos Humanos “Virgen de la Natividad y Dolorosa” de la ciudad de Yurimaguas. La obra fue adjudicada en diciembre del 2006 por un Convenio con la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI)  y el Gobierno Regional de Loreto a un monto de 4´327,568.30 nuevos soles.

 

A pesar que el plazo de entrega de la obra era de 120 días calendario, jamás se respetó el Contrato y nunca se recepcionó la obra que ha quedado abandonada sin que el actual presidente regional haya tomado las medidas del caso y mucho menos los consejeros regionales que han olvidado la prerrogativa legal de fiscalización.