• Expresó Johnny Pérez, quien está terminando su periodo como presidente del comité de seguridad y salud en el trabajo
  • También dio a conocer que fumigadores de Maynas no cuentan con equipos de protección personal

 

Por lo que ha dialogado con el gerente general de la municipalidad a fin que se les otorgue cuanto antes, ya que los mismos trabajadores han expresado que no arriesgarán su vida al fumigar sin esos equipos, por más que los sancionen administrativamente ya que primero está su vida. A Johnny Pérez, se le buscó justamente para que emita una opinión del cambio de local de Defensa Civil hacia la base del Serenazgo.
“El año pasado hubo un cambio de una parte administrativa, llevaron escritorios y algunos documentos. No se llevó todo el acervo documentario, no se trasladaron las cosas que están en el almacén, los materiales para inundaciones, incendios. Acá se almacena un sinnúmero de cosas para las fumigaciones.
No van a entrar en la base del Serenazgo y si entran será a las justas, todo estará apiñado. La gestión más bien hace tiempo que ya habría mejorado las condiciones en este local (cuadra 11 de Távara Wess) ahora vamos a estar peor.
Esa es la base central del Serenazgo y fue creada para eso. Igual habrían hecho para Defensa Civil, ha debido tener una dependencia independiente, con las comunidades necesarias. Hay disposición de los funcionarios que tienen que cambiarse al Serenazgo porque hay un convenio de cooperación interinstitucional con Diresa para ampliar los centros de salud mental. Yo incluso he recibido a un representante de Lima y él ha visto la total desgracia y calamidad en que estamos.
Defensa Civil siempre ha estado maltratada por todas las gestiones ediles. Yo fui secretario del sindicato en los años 2012 y 2013, ahí he hablado con la alcaldesa y su asesor Martín Morey, les decía que se tenía que recuperar los espacios municipales para terminar de pagar los diversos alquileres. La municipalidad cuenta con varios locales alquilados y es mal pagadora, no sabe pagar.
Cuando la biblioteca estaba en la calle Pevas, los sacaron de ahí. Los acaban de sacar por no pagar del local ubicado a un costado del club Tennis. Una parte de patrimonio se ha ido al 4to. piso de la casa de la amistad. Y desarrollo rural a dónde va a ir. Lo que era el archivo general ha ido a parar al fondo donde era antes el relleno sanitario, frente a las oficinas del gobierno regional por la carretera Iquitos-Nauta. Allá están llenándose de hongos documentos y archivos muy importantes.
No entendemos por qué se dan el lujo de entregar (por 10 años) un local para salud mental, cuando tienen que alquilar otros y encima que los saquen por no pagar. Existe el convenio con Diresa que fue firmado por los regidores y la alcaldesa. Se aceptó en sesión de concejo y nunca un regidor ha ido a mirar el local en donde estamos y ver en qué condiciones laboramos.
¿Por qué tenemos que entregar nuestro local, por qué buscar otros y pagar alquiler? Nos estamos quedando sin nuestras propias casas para regalar y nosotros quedando sin nada. Es absurdo regalar cuando no tenemos a dónde ir, es una cosa de locos por eso el personal está sumamente indignado” habló Pérez.
No hay equipos de protección personal…
“En Defensa Civil hacemos fumigaciones y actualmente no contamos con los equipos de protección personal en lo más mínimo. Ya hemos pedido que nos den protectores nasales, mascarillas especiales, lentes, guantes, cascos, y no dan nada. Nosotros trabajamos con insecticidas que son venenos. He hablado con el gerente municipal y estamos a espera que nos den. Los trabajadores están dispuestos a no ir a fumigar sin esa protección, así los sancionen primero está nuestra salud” concluyó.