Iquitos limpio

Mientras aumentó el porcentaje de personas que permanecen dentro de sus viviendas, y vamos por buen camino aunque falta. También ha aumentado el trabajo intenso del servicio de recojo de residuos sólidos que ahora nos muestra una ciudad limpia.
Esto se debe a varios factores: uno que la empresa recolectora de la basura por la emergencia sanitaria se está jugando su prestigio y por supuesto que si no cumple también se juega una posible sanción o denuncia por atentar contra la salud pública.
Otro factor es que los vecinos de la ciudad de Iquitos en su mayoría sensibles por la presencia en nuestro ambiente del virus mortal, está cumpliendo con sacar sus desperdicios bien empaquetados en la hora que establecieron las entidades municipales de cada distrito que conforman la ciudad.
Es lo que debería suceder siempre porque los vecinos para empezar pagamos por ese servicio de recojo de residuos sólidos a las municipalidades, y otro porque es una obligación ciudadana contribuir con la limpieza de nuestra casa, para evitar enfermedades de todo tipo.
Qué diferente se ven muchos sectores de la ciudad, en un alto porcentaje están limpios, obviamente que no faltan lugares hasta donde no llega el carro recolector de basura, y aun llegando, a ciertos ciudadanos no le importa sacar a tiempo su basura y lo peor que no lo deja dentro de su casa, sino, que lo saca a la calle donde perros callejeros lo riegan.
Si bien esta crisis nos muestra un Iquitos limpio, es urgente pensar en las zonas por donde no pasa el carro recolector y se tiene que pensar en estrategias para solucionar la insalubridad de esos sectores donde se acumula la basura y permanece por días, lo mismo el tema de los mercados y sus alrededores.
Otro aspecto a tener en cuenta desde las casas es a practicar ya con la selección de la basura que generamos como separar plásticos, cartones, vidrios, latas y otros materiales desechables. Esto tiene que ser coordinado y bien organizado por las municipalidades y así tendremos mejores resultados en el tema del reciclaje.
Esperamos que cuando pase esta emergencia sanitaria, Dios mediante y por el acatamiento de las medidas preventivas como quedarse en casa, esta limpieza se mantenga por parte de quienes brindan el servicio y por parte de los ciudadanos que deben sacar su basura en el horario indicado.

Un máximo de 20 personas permiten para los entierros

  • Vacío totalmente se muestra el interior del campo santo

Las medidas restrictivas por la Emergencia Sanitaria llega a todos los estamentos de la comunidad y como ya se informó, el Cementerio General de Iquitos “San Gabriel Arcángel”, es uno de los que reglamentó su utilización por el mandato de la emergencia sanitaria.
En tal sentido, todos los días se realizan de dos a cuatro entierros para lo cual permiten el ingreso de un máximo de 20 personas, que se entiende son los familiares directos de los fallecidos por razones ajenas al virus, obviamente.
Son las facilidades que vienen otorgando en momentos de enorme dolor por la pérdida de un ser querido, en medio de las restricciones que ya conocemos. En la administración del cementerio está un personal para las consultas que sean necesarias. (Diana López M.)

“No tenemos un lugar apropiado para recepcionar a pacientes con coronavirus”

  • Manifestó el Dr. Carlos Calampa, médico internista del hospital Iquitos

Los profesionales de la salud y demás trabajadores que laboran en el Hospital Iquitos “César Garayar García”, continúan solicitando a la Dirección Regional de Salud y al Gobierno Regional de Loreto que hagan las gestiones respectivas para que puedan atender de forma adecuada a los pacientes que llegan a este nosocomio con sintomatologías de coronavirus.
El Dr. Carlos Calampa, médico internista del Hospital Iquitos, refirió que, si bien el nosocomio de referencia para los pacientes con coronavirus es el Hospital Regional de Loreto, la población va ir en un primer momento al Hospital Iquitos, algunos también a postas que tengan cerca, donde el personal no está protegido para poder atenderlos.
“Han venido señoritas que trabajan en el aeropuerto, han venido personas que han estado en contacto con el paciente cero y que tienen fiebre”, refirió el Dr. Carlos Calampa.
El médico manifestó que ante esta situación, lo que se está haciendo es lo que ellos llaman la “diferenciación” que consiste en atender a todos los pacientes por igual, y los que presenten mayores síntomas o probabilidades de coronavirus, derivarlos al hospital regional de Loreto, porque en el hospital Iquitos no hay un lugar apropiado para recepcionarlos, ni mucho menos internarlos.
Calampa también comentó sobre las palabras del gobernador Elisbán Ochoa, quien manifiesta que se despedirá a los médicos que hagan protestas.
“Son lamentables las palabras del gobernador, sus allegados no le informan bien, al parecer, porque nosotros no estamos exigiendo un pago, estamos exigiendo que nos equipen… hemos pedido equipos, hemos pedido mascarillas… no hay gel, no hay mascarillas, exigimos algo que es un derecho, al gobernador no le corresponde amenazar, al gobernador le corresponde gestionar”, expresó el médico. (R. Graicht)

Paciente cero fue dado de alta ayer

  • Estará en estado de cuarentena en su casa y recibirá visita médica

El paciente cero de coronavirus en Loreto junto a su familiar fueron dados de alta tras cumplir la etapa de aislamiento dentro del hospital Regional de Loreto Felipe Arriola Iglesias, afirmó esta tarde el director regional de salud, Percy Minaya León.
Detalló que el guía de turista y prima cumplieron con el aislamiento dentro del nosocomio, fue llevado a su vivienda donde cumplirá un asilamiento junto a su familia y hoy ya se encuentra bien de salud.
“Respecto al caso del paciente cero, que es el paciente modelo que tenemos, que es lo que va a pasar con la mayoría de casos en las personas jóvenes, él cumplió su aislamiento con un cuadro de infección respiratoria leve. Tanto él como su familia y su entorno estuvieron contaminados con la infección, guardaron la etapa de asilamiento domiciliario y han evolucionado favorablemente. Él está de alta”, confirmó Minaya .
Respecto a los 12 casos confirmados de coronavirus, indicó que tres personas permanecen hospitalizadas sin ninguna complejidad en su salud.
En el alta del paciente también participo el gobernador Elisbán Ochoa, quien manifestó que el Gobierno Regional de Loreto está inyectando 40 millones de soles que servirán para comprar equipos, e insumos y hacer el pago a los profesionales del sector.
“Quiero agradecer al personal de salud de este hospital que está poniendo el hombro en la atención de los casos de coronavirus, hoy salió de alta el primer paciente y se encuentra estable, este es el trabajo que vienen haciendo nuestros médicos, enfermeras, y laboratoristas”, indicó Ochoa.

Gobernador recibió visita de congresistas Inga y Acate

  • Autoridades se unen por Loreto
  • Congresistas rechazaron propuesta de “pitufear” el Fideicomiso, y reiteraron que existe la necesidad de integración regional

Giovanni Acate Coronel y Leonardo Inga Sales, congresistas loretanos, cumpliendo su labor representativa, llegaron a Iquitos con la finalidad de sostener una importante reunión de trabajo con el gobernador de Loreto, Elisbán Ochoa Sosa, con una agenda relacionada a la administración de los fondos del Fideicomiso, de integración y sobre la real situación que atraviesa la región a consecuencia de las enfermedades como el coronavirus y dengue, entre otras.
En ese sentido, el gobernador agradeció la visita de los mencionados parlamentarios a quienes instó a dejar huellas y unir esfuerzos para sacar adelante a Loreto.
“Quisiera que dejen huella en el camino y asuman un liderazgo en favor de la población; podemos impulsar proyectos juntos y esperamos contar con su apoyo para que las gestiones sean llevaderas entre ambas partes”, expresó el gobernante regional.
A su turno, Acate Coronel manifestó que el Gobierno central debe descentralizar los recursos económicos a los hospitales y centros de salud de todo el país, y que estos fondos sean administrados por los gobiernos regionales y locales con el fin de contrarrestar la pandemia del coronavirus y otros males que aquejan a cada región.
Posteriormente, coincidiendo con el congresista Acate, el gobernador de Loreto, declaró: “Por qué queremos sacar sangre a un anémico. Loreto es muy pobre, encima el gobierno nos pide que gastemos nuestros recursos, aunque ya lo estamos haciendo, pero no sabemos si nos van a reponer. Siempre nos dicen eso, nunca nos devuelven”.
Además, el gobernante informó a los congresistas que el Gorel viene ejecutando obras en toda la región con fondos del FIDEICOMISO, como nunca se había hecho.
En tanto, el congresista Leonardo Inga dijo estar preocupado por el COVID 19 y la problemática económica que aqueja a la región en medio del estado de emergencia.
Del mismo modo, Inga destacó las obras por más de 180 millones de soles que el Gorel viene ejecutando con fondos del Fideicomiso en la provincia de Alto Amazonas, como el puente Shanusi y el colegio El Árbol, entre otras.
En esa misma línea, Leonardo Inga, indicó estar en contra del “pitufeo” del Fideicomiso. “No es correcto hacer un picacho al Fideicomiso, eso sería irresponsable y contrario a la norma”, acotó.
En este contexto, los congresistas dieron a conocer la posibilidad de plantear un proyecto de ley para la creación de un fideicomiso municipal, el cual estaría destinado al cierre de brechas sociales en Loreto.
En otro instante, ambos congresistas solicitaron al gobernador regional que la transferencia de S/. 40 millones 255 mil de parte del Gorel a favor de los hospitales y centros de salud sean correctamente utilizados, protegiendo la salud del pueblo.
Finalmente, las autoridades en mención reiteraron su apoyo al gobernador y el compromiso de mantener las buenas relaciones personales e institucionales, pensando en el bienestar de Loreto.

Comité de damas del municipio Belén confecciona mascarillas

  • Para protegerlos del coronavirus
  • Para personal de Servicios Públicos y pobladores más vulnerables

Ante la escasez de las mascarillas en nuestra ciudad y que en algunos lugares lo venden a precios elevados, el alcalde de Belén, Gerson Lecca, y el Comité de Damas de Belén, están elaborando sus propias mascarillas para todo los trabajadores municipales.
El Comité de Damas viene confeccionando estos implementos de seguridad para los trabajadores de la comuna belenina para que estén protegidos y seguros ante el coronavirus.
Estas mascarillas son reutilizables que ya vienen utilizando el personal de servicios públicos para que realicen una buena labor y sobre todo estar bien protegidos.
Precisamente, ya se han entregado mascarillas de protección a todos los trabajadores de limpieza pública y barrido de calles. Además se entregó al personal del Serenazgo ya que están resguardando la ciudad junto a la policía y militares.
Cabe mencionar que este gran equipo de mujeres viene trabajando y elaborando las mascarillas reutilizables para el personal de la comuna y pobladores más vulnerables del distrito.

Tremendo operativo policial en Masusa terminó con varios detenidos

  • Policía y serenos a bordo de camionetas y motos, hicieron buen trabajo.

Aunque el mismo dura por poco tiempo, ya que conocido es que la municipalidad y las comisarías no cuentan con ambientes donde tener por varios días a los retenidos que irresponsablemente se pasean por los puertos o asentamientos humanos, no guardando el mandato presidencial ante la amenaza inmensa de avance del coronavirus. No, ellos no le dan la importancia que deberían darle.
Ayer ingresando a la zona comercial de Masusa, se pudo ver varios negocios cerrados, así como casas y los muchos hoteles de 3 o 5 soles donde llegan usuarios ocasionales a “amarse”. El amor fugaz parece que también se ha decretado en inamovilidad obligatoria. Los vendedores de mangos no, ya que se andaban varios por la zona.
El ingreso al puerto permanece con rejas cerradas, aunque con personal que da pase a los camiones que bajan carga. Se vio a la mayoría de embarcaciones atracadas en el puerto, nada de subir mercadería, pero sí bajando carga para Iquitos. Camiones de papa son llevados por la ciudad, es decir que ésta no escaseará en la emergencia.
Por la principal vía de Masusa se distinguió a dos camionetas del Serenazgo de Punchana, quienes de manera articulada ejecutaban operativo para retener a varios hombres que andaban por las calles, sin permiso alguno. Los subían al carro y luego ingresaban a calles recónditas en busca de más.
Como siempre, los observadores desde sus casas y los muchos perros, miraban la acción de los responsables de operativos. Algunos padres les reclamaban por llevarse a sus hijos, les decían que vayan a verlos a las comisarías. Siguió el operativo por varios lugares y minutos.
Lo real es que al internarse en esos asentamientos o pueblos jóvenes, uno puede darse cuenta que el pueblo pueblo, no está tomando en cuenta el mandato de la emergencia. Ventas pequeñas, niños, adultos mayores en las afueras de sus precarias viviendas. Jugando, reuniéndose en grupos, como si el país y Loreto no estaría viviendo con la espada de Damocles del coronavirus encima de cada uno de nosotros.

Pese a que poder judicial ordenó a la municipalidad y gobierno regional dotarlos de agua, no cumplen

  • Específicamente al asentamiento humano “21 de Setiembre”.

Pese a que en el año 2018 ganaron la acción de amparo interpuesta ante la Corte de Justicia de Loreto, las malas autoridades de ese entonces, en vez de “ponerse las pilas”, buen ánimo y disponibilidad de presupuesto para cambiar la realidad nefasta que viven muchos moradores por la falta de agua y contaminación ¿ellas qué hicieron?
¡Apelaron! Sí. Así como lo leen. Apelaron como si no fuera una de sus funciones el brindar agua y saneamiento a todos los pobladores de esta ciudad y región. Apelaron en la gestión del exalcalde Euler Hernández y exgobernador Fernando Meléndez. Increíble pero cierto, por lo que hasta ahora siguen audiencias en el poder judicial.
Graciela Tejada Soria, es la ex secretaria del asentamiento humano quien ha estado luchando en los últimos años. Ayer con toda razón se quejó de ello y de las actuales autoridades, al no ser más sensibles y enviarles cisternas con agua para que paleen el Estado de Emergencia. Y espanten al coronavirus.
“A esas autoridades que apelaron debe darles vergüenza de existir al haber tratado al pueblo de manera brutal y malvada. Cómo pueden apelar una sentencia que nos salió favorable para que nos pongan agua y desagüe, es inaceptable. Si habrían cumplido en estos momentos de coronavirus tendríamos agua y no correríamos peligro.
A las autoridades no les importamos, no les interesamos, solo nos buscan cuando necesitan de nuestros votos, nada más. Este es un caño pestilente, que no se le soporta, pero tenemos que vivir aquí porque no tenemos a dónde ir. En esta emergencia Sedaloreto debería decidir, por un asunto de solidaridad, enviar sus cisternas con agua para que nos puedan dotar del elemental líquido”, mencionó la ex dirigente.
Finalmente, hizo un llamado a la Marina de Guerra para que les permita pasar un tubo por una pared de su propiedad, lo que les aliviaría el jalar agua para sus necesidades. “Ojalá y la Marina escuche nuestro llamado desesperado, sobre todo por los muchos adultos y niños que viven por aquí”, mencionó Graciela.

“Nos sentimos impotentes cuando vemos publicidad que dice lavarse las manos, pero nosotros no tenemos agua”

  • Expresó una madre de familia en cuya humilde casa viven 8 personas.

Su morada está levantada sobre palos hundidos en cerros de basura que se exhiben cuando baja el nivel del río. Una bandeja con agua a un lado de los desperdicios, da idea de lo mal que esos vecinos lo pasan siempre.
Esas realidades e imágenes muestran las profundas contradicciones entre lo urbano y los asentamientos humanos o pueblos jóvenes, donde las confusiones están a la orden del día ya que los niños ven televisión donde dicen que deben lavarse las manos con jabón y bastante agua; cuando ellos en sus humildes viviendas ven sufriendo a sus padres para comprar un balde o bidón de agua al día a fin que no desmayen.
Múltiples realidades en una región o ciudad que alberga a pobladores con condiciones paupérrimas a no mucha distancia de otros, que sí han podido salir de zonas deprimidas. Su mente parece mantener las prioridades de siempre, como es adquirir agua y alimentos en el día a día para sus familias.
Quizá por eso, en este marco de coronavirus, ellos siguen haciendo desplazamientos excesivos y de alto riesgo para contar con la prioridad familiar. Siguen caminando a diario por un laberinto de riesgo, porque no les queda otra. La pobreza les estrangula el estómago.
Bárbara Flores, vive hace 15 años en el asentamiento humano “Yván Vásquez”, 8 personas viven en su morada. “Acá nunca hay agua, ni siquiera ahora con el virus las autoridades envían cisternas o moto furgones con bidones de agua para sobrevivir. Nosotros compramos el bidón a un sol, dos bidones nos dan a dos soles con cincuenta céntimos. Si no entra el vehículo tenemos que salir hasta Masusa a comprar.
Miren ese grupo de personas, van en busca de agua, la gente se empieza a desesperar más. Nadie, absolutamente nadie nos trae agua, ni Sedaloreto, ni la alcaldesa de Punchana, ella ya nunca ha regresado por acá.
Vemos en la televisión que el gobierno hace publicidad y nos manda a lavar las manos de manera constante y con bastante agua. Nosotros nos sentimos bien impotentes y hasta cólera no da, porque nosotros no tenemos agua para hacer lo que dicen ellos.
Con las justas tenemos para comprar bidones y que nuestros hijos sobrevivan”, habló la señora sobre la bárbara situación por la que atraviesan desde siempre, con virus o sin virus. “Acá nos morimos de sed, queremos agua, que vengan a dejarnos”, imploró la madre.

Olvido estatal, miedo y pánico en asentamientos humanos por falta de agua para espantar al coronavirus

  • Calle “Buenos Aires” reclama a la alcaldesa de Punchana que cumpla con su promesa de cerrar el pestilente caño de desagües.

La vía “Buenos Aires” está ubicada por una zona cercana a los estanques de hidrocarburos de Petroperú/Punchana. Mejor diremos que a espaldas de EsSalud (Av. La Marina), por donde también hay un cajón de aguas negras, que se junta con las que despide la zona de Punchana haciendo una especie de pantano por donde la basura y los gallinazos (con plumas), son los reyes absolutos.
Si el coronavirus ha creado un ambiente de incertidumbre y miedo en todo el mundo, en el país y la región Loreto; no hay que imaginar siquiera el pánico en que están sumidos los asentamientos humanos donde no cuentan con agua suficiente para el lavado de manos.
Todo enmarcado en este país que ahora también sufre el mandato de “arresto domiciliario obligado” por protección. Hay seres humanos que vienen –no solo de ahora- sino desde hace más de 20 años, arriesgando su vida, como los moradores de la calle “Buenos Aires”.
Paradoja de la vida, porque ellos viven entre aires putrefactos debido al canal de desagüe que quedó mocho y por donde todos los días vomitan las aguas contaminadas y pestilentes del distrito de Punchana. De buenos aires, no tiene nada.
“Acá el agua llega por pocos momentos. Otros no tienen ya que no están conectados a la línea, por eso acarrean agua en baldes. La alcaldesa Jane Donayre, cuando ganó vino acá y nos dijo: “Mi primer proyecto será este alcantarillado”, y hasta ahora no se le ve la cara, no ha vuelto más. Y agregó la alcaldesa:
“Señores moradores por ustedes he ganado el sillón municipal de Punchana, el resto de la ciudad no me interesa porque ya está trabajada, con ustedes voy a trabajar”. Ahora se le busca y no se le encuentra”, expresó Julio Talexio, dirigente de la prolongación Buenos Aires, quien indica que ahí viven unas 70 familias desde hace muchos años.
¿Vemos mucho movimiento de niños, jóvenes, adultos, no tienen miedo del coronavirus?
-Somos creyentes y ponemos todo en las manos de Dios. Todo ya está escrito en la palabra de Dios, ya está escrito. Ocurren cosas terribles para que la gente que no cree, se humille ante él.
Los miramos y vemos cómo desafían y provocan a las bacterias y los virus porque no les queda otra. Se ve incluso a ancianos vendiendo en pequeñas ventitas, a niños en la calle percibiendo olores terribles, como siempre. Productos al aire libre listos para ser comprados.
Conmovedor e indignante panorama porque ellos saben que pueden impregnarse del virus, pero siguen sobreviviendo sin tomar previsiones porque fatalmente nacieron y viven en esa pretina que los ahorca y les recuerda la pobreza y hacinamiento en que existen.
Todos ellos metidos en una vorágine de miedo, pero aparentando que no lo tienen en caso los visite el coronavirus en su zona totalmente contaminada. Si las autoridades no se han acordado de ellos en casi 20 años, pese a que se los ha ordenado el poder judicial, menos se acercarán ahora donde las bacterias y los virus bailan su propia lambada.
Sin duda, la pobreza, el eterno olvido estatal, los convierte en personajes audaces, desafiantes ante la adversidad, valientes y sacrificados ante el peligroso virulento coronado, en caso éste llegue. Viven así porque siempre han sentido clavada como una especie de cuchillo caliente, la traición de un Estado que a la fuerza los quiere hacer invisibles para no atenderlos. Qué Dios los proteja.